Britney Spears / INSTAGRAM

'Drama is coming': Britney Spears y su madre, ¡en los juzgados!

Se avecina tormenta.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

No está siendo unos meses especialmente fáciles para Britney Spears (37). La cantante está volviendo a vivir un auténtico calvario (después de años de esfuerzo) que la llevó a ser ingresada de nuevo en un centro de salud mental después de que su padre tuviese que ser intervenido varias veces por un problema de salud bastante importante.

Britney anunció que se retiraba de forma indefinida y tras su paso por dicho centro de salud mental, todo parecía que volvería a la calma en cuestión de meses. Sin embargo, no ha sido así. Sus primeras imágenes en público no hicieron presagiar nada bueno, su hermana Jamie salió en su defensa y ahora es su madre, Lynne, la que quiere tomar las riendas de la situación. 

¿Qué significa esto? Bien, para poder explicar en detalle, tenemos que remontarnos a 2008 cuando el padre de la cantante, Jamie Spears, tomó las riendas de la vida de su hija y se convirtió en su tutor legal. Algo con lo que Britney estuvo de acuerdo desde el primer momento. De hecho, la relación con Lynne, su madre, ha sido bastante complicada desde que en 2002, no se sabe por qué, ambas decidieron distanciarse.

Pues bien, ahora Britney Spears ha decidido que quiere tener un mayor control sobre sus decisiones y parece estar dispuesta a apoyar a su madre en los tribunales. Lynnne quiere poder tener voz y voto en cuanto a la salud de su hija (en cuanto a decisiones médicas) y no solo ser informada. Cabe decir que Lynne es también co-tutora lega de Britney, pero no tiene poder para actuar, solo es informada de todo. Vaya, que es el padre de la cantante el que tiene todo el "poder". 

Así pues, y como aseguran desde TMZ, aunque la relación madre-hija no es del todo buena, Britney se ha posicionado del lado de su madre porque siente que le dejaría más libertad a la hora de reconducir su vida. ¿Cómo terminará todo esto? Seguiremos informando.