Lo de disfrazarse no va con Daniel Radcliffe

Para camuflarse en público.

CUORE.ES -

Que nadie espere encontrarse en alguna ocasión a Daniel Radcliffe parapetado tras unas gafas de sol, un sombrero o una peluca y tratando de pasar desapercibido entre la muchedumbre. El actor pertenece a la categoría de celebridades que prefieren ser reconocidas antes que recurrir a ese tipo de accesorios y sentir que ha hecho el ridículo cuando alguien se percata de quien es.

"La cuestión con eso de los disfraces es que si de pronto deja de funcionar, entonces te conviertes en el tipo que se puso un disfraz", ha razonado el antiguo protagonista de 'Harry Potter' a su paso por el programa 'Late Night With Seth Meyers', en el que también ha reconocido que él mismo ha cometido ese error en el pasado.

"Recuerdo que un año Rupert Grint [Ron Weasley en la ficción] y yo fuimos al festival de música de Reading. Por la razón que fuera, quizá porque éramos jóvenes, geniales y alternativos, conseguimos acceso a unas máscara antigás de la Segunda Guerra Mundial. Nos las pusimos y estábamos dando vueltas por los conciertos. Y empezó a hacer calor muy rápido; nos costaba respirar y tuvimos que quitárnoslas. Y todo el mundo pasó de pensar quiénes son esos dos id**tas que llevan unas máscara a decir: 'Anda, fíjate quiénes eran'".

Siguiendo esa misma línea de razonamiento, el intérprete descarta aprovechar que actualmente se encuentra en Broadway representando 'The Lifespan of a Fact' para acudir a ver la obra 'El niño maldito' que retoma la historia del niño mago décadas después de que él abandonará ese universo

"Me plantean a menudo esa pregunta y creo que siempre doy una respuesta aburrida y terrible. Probablemente no la veré. No tengo planes al respecto. No porque crea que me provocaría una crisis existencia del tipo podría, habría, debería, sino más bien porque creo que no sería una noche relajante en el teatro", ha apuntado, razonando que la idea de intentar camuflarse en el patio de butacas sería un error.