GTRES

Justin Bieber se arrepiente y pide disculpas por una de sus mayores meteduras de pata

¡Bravo por él!

MONICA HERAS | CUORE.ES -

Cuando te conviertes en alguien de fama mundial siendo un crío, corres el riesgo de crecer sin tener respeto por nada y provocando a todos continuamente sin otro motivo que el de llamar la atención. Justin Bieber (25) se convirtió en todo un ídolo de masas con tan solo 13 añitos y estamos seguros que querría borrar un montón de episodios penosos de esta época. Pero como eso no es posible ha decidido entonar el "mea culpa" públicamente por algunos de estos comportamientos. 

via GIPHY

Primero le tocó a Selena Gomez (27) un poco de rebote cuando aceptó que había mantenido relaciones tóxicas antes de casarse con Hailey Bieber (27) y habló de su adicción a las drogas en un larguísimo comunicado en el que contaba cómo había sido irrespetuoso con las mujeres y agradecía a su mujer por haberlo salvado.

Pero el cantante tiene aún muchos demonios rondándole y uno de ellos se llama racismo. “Siendo un chico joven, no entendí que algunas palabras tienen mucho poder y que pueden hacer daño”. Allá por el 2014 el cantante estaba interpretando su canción 'One Less Lonely' y decidió cambiar la palabra 'girl' por una que en inglés se usa para insultar a los afroamericanos y que está prácticamente prohibida en Estados Unidos.

Por aquel entonces su equipo declaró que se había dado cuenta de su error y que le habían pedido Usher y a Will Smith que le dieran unas clasecitas para ver si entraba en vereda. Pero no, él volvió a las andadas y hasta hizo una broma con la idea de unirse al Ku Klux Klan (como si eso fuera gracioso). 

Hoy es una de las cosas que lo atormentan y ha querido dejar muy claro que ya no piensa de esa manera y que se siente bastante arrepentido y avergonzado por su comportamiento, lo cual lo honra enormemente:  “Cuando era joven e inculto, dije cosas muy dolorosas sin darme cuenta de la importancia de mis palabras. ¡El racismo sigue estando muy presente y yo quiero usar mi voz para recordar que todos somos seres humanos y somos IGUALES ANTE DIOS!”. Rectificar, es de sabios.