Sergio R Moreno / GTRES

Todo queda en la tele: Diego Matamoros tiene chuleo con Carla Barber

Nueva pareja a la vista.

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

Cuando todas pensábamos que entre Diego Matamoros y Estela Grande había posibilidad de una reconciliación... ¡Zasca! Nos enteramos de que este ya ha rehecho su vida y, además, con otra cara conocida. No pierde el tiempo, no.

El nuevo chuleo es Carla Barber una médica y modelo española que saltó a la fama tras su participación en 'Supervivientes' y que además es muy amiga de la hermana de él, Laura Matamoros. La exclusiva salía el fin de semana en 'Socialité' donde algunos testigos aseguraban que habían visto a la nueva pareja desyunando en una terraza de Madrid... Y en actitud muy romántica.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Ahora si... Nuevo comienzo, ya tocaba ✨

Una publicación compartida de Dr. Carla Barber - Antiaging (@dr.carlabarber) el

Como bien sabrás, Diego Matamoros y Estela Grande se separaron después de 'GH VIP 7' y el hijo de Kiko nunca ocultó que seguía enamorado de la que fuese su pareja así como lo mucho que la ha echado de menos durante la cuarentena. Pero pronto se le ha pasado a Diego y parece que lo único que queda ahora de esa relación es el cariño.

Por su parte, Carla Barber se separó hace un año de su marido el Doctor Esquivel y desde entonces ha estado centrada en su trabajo pues tiene una clínica de estética en la que trabaja a diario condeandose con el mundillo famosil. 

Pero además de lo que contaron los testigos, hace unos días Carla publicaba una foto en los stories de su Instagram en la que se le veía a ella abrazada por una mano de lo que parece un hombre al que tapa la cara. Junto a la imagen la frase: "mejor imposible". Así, sus seguidores ya han empezado a hacer sus investigaciones y asegurando que la identidad de ese chico misterioso es Diego Matamoros ya que la pulsera que lleva en la muñeca es muy parecida a la que suele ponerse el hijo de Kiko. 

Carla Barber abrazada por Diego Matamoros. | @dr.carlabarber / INSTAGRAM

Aquí hay tema pero...¡Vamos!