A Demi Moore le gusta celebrar sus fracasos

¡Bien por ella!

CUORE.ES -

Teniendo en cuenta el sinfín de dramáticos episodios que tienen cabida en las páginas de 'Inside Out', el primer libro autobiográfico de la actriz Demi Moore, quien ya reveló semanas atrás, a modo de adelanto, que había sufrido un aborto durante su extinto matrimonio con Ashton Kutcher que intensificó la fuerte depresión en la que estaba inmersa y le llevó a dejar de alimentarse adecuadamente, resulta comprensible que la intérprete haya asegurado ahora que su obra supone, hasta cierto punto, una "celebración" del fracaso y de todo el aprendizaje que este lleva consigo.

"No es en las victorias, sino en los fracasos, donde conseguimos esas lecciones de vida que nos sirven para reflexionar y mejorar. Y aunque es genial celebrar los triunfos, cuando los hay, también es hermoso celebrar de la misma forma las derrotas", explicó la estrella de Hollywood durante un encuentro en Nueva York para promocionar su libro. "Sin ellos, nunca tendríamos el placer de saborear una buena victoria. Y este libro es sin duda una victoria para mí", añadió en la presentación.

Entre los asistentes a la velada, según informa el diario The New York Post, se encontraba el otro exmarido de la intérprete, Bruce Willis, dos de las hijas de la antaño pareja, Rumer y Tallulah, así como varios amigos de la artista que no dudaron en apoyarla de cara a una ocasión tan especial. "Mamá, estoy tan orgullosa de ti y de todo lo que aparece en este libro. Todo el mundo está encantado de poder estar presente en tu gran noche. ¡Eres una campeona!", le dirigió la segunda de las hijas mencionadas antes de invitarla a subir al escenario.

Por su parte, Rumer ya se encargó de dejar patente la admiración que siente por su progenitora -madre también de Scout junto al protagonista de 'La jungla de cristal'- en unas declaraciones previas que alababan la "valentía" y la fortaleza de Demi Moore al sacar a relucir públicamente asuntos tan delicados como su ya superada adicción a las drogas o la violación que sufrió cuando solo era una adolescente.

"Lo que más respeto de ella es que nunca quiere presentarse como una víctima en sus historias. Ella se responsabiliza de aquello que siente que es responsabilidad suya y, desde su propia perspectiva, anima a los demás a hacer autocrítica y aprender de lo vivido. Ha sido lo suficientemente valiente para mostrar al mundo que se pueden superar cosas realmente difíciles, muy duras, y que se puede ser un auténtico superviviente que asume lo ocurrido y crece con ello", aseveraba Rumer días atrás.