Demi Lovato / INSTAGRAM

Así fue el día que Demi Lovato salió del armario

La cantante está en su mejor momento.

MONICA HERAS | CUORE.ES -

No podemos estar más contentos de ver a Demi Lovato (28) recuperada, de vuelta a los escenarios y más cañera que nunca. La cantante tuvo una actuación memorable durante los Premios Grammy hace apenas unos días, donde interpretó 'Anyone' en el escenario del 'Staples Center' de Los Ángeles; su emoción fue tal, que tuvo que parar porque las lágrimas no la dejaban cantar. Y no es para menos, ya que este tema inédito lo compuso en 2018 tan solo unos días antes de su sobredosis. 

Pero la buena noticia es que ha vuelto y la veremos de nuevo este domingo en la 'Super Bowl', donde tendrá el papelón de cantar el himno nacional al inicio del partido; después llegarán Shakira (43) y  Jennifer Lopez (51) a darlo todo en el medio tiempo... ¡Estamos deseando!

En este renacer, Demi ha concedido una entrevista en la que ha contado un montón de cositas acerca de cómo vivió la crisis de ansiedad, sus adicciones y la sobredosis que casi le cuesta la vida y cómo gracias a la rehabilitación ha podido darle un giro radical a todas sus prioridades y a la forma en la que se ve a sí misma. Esto no puede gustarnos más, cuando publica fotos de su celulitis sin complejos nos ayuda a aceptarnos a nosotros también, ¿no te parece?

via GIPHY

También ha hablado del momento en el que decidió confesarles a sus padres que ella se considera de género fluido: “Todavía estoy descubriendo cómo va esto. No le conté nada a mis padres de manera oficial que posiblemente acabaría enamorándome de una mujer hasta 2017”. 

Lo más bonito es que reconoce que tienen unos padres maravillosos y que sin su ayuda no habría podido superar todos su problemas: Después de contárselo, me quedé temblando y llorando. Me sentía superada por la situación. Pero por suerte tengo unos padres increíbles que me ofrecieron su apoyo en todo momento”. Y termina hablando de su madre: “Mi madre fue la que más nerviosa se puso con el tema. Pero enseguida me dijo que lo único que quería es que yo fuera feliz. Y aquello me pareció muy bonito y maravilloso. Estoy muy agradecida”. ¡Bravo por Demi!