Demi Lovato (como Aitana) ha dejado su teléfono (y tiene sus motivos)

Para no llamaaaaaarte (mala influencia). 

CUORE.ES -

Ha pasado muy poquito desde que Demi Lovato (26) abandonó el centro de rehabilitación en el que estuvo ingresada cerca de cuatro meses como consecuencia de la sobredosis que casi le cuesta la vida el pasado julio. Y tras regresar a casa con el tiempo suficiente para poder votar en las elecciones legislativas del 6 de noviembre (lo que la llevó a publicar su primera imagen en Instagram), ahora la cantante ha tomado una decisión muy útil y sensata para apuntalar esta nueva y prometedora etapa que acaba de comenzar: ha dejado su teléfono. 

Como publica el portal de noticias Page Six, la antigua estrella Disney se habría desprendido de su número de teléfono para cortar directamente aquellos lazos que le unían a ciertas personas poco convenientes para esta fase de sobriedad en la que está inmersa, además de hacerse con uno nuevo que le permita ejercer un control total a la hora de seleccionar quién puede contactarla y quién ha de salir definitivamente de su vida.

Además Demi ha subido a Instagram una foto en la que comunicaba a sus allegados y, todo sea dicho, también a sus millones de seguidores que podían mandarle un mensaje privado para hacerse con el mencionado número. Por tanto, es más que probable que Demi tenga que hacer ahora una nueva criba para que su agenda telefónica no termine colapsada.

Esto es como cuando pedías el número por Messenger. 

demilovato / INSTAGRAM


La estrella de la música ha demostrado a todos sus amigosque le otorga máxima prioridad a su proceso de recuperación y a su bienestar físico y mental. 

"Demi se encuentra muy bien, está muy animada ante esta nueva oportunidad de encauzar su vida y se está tomando muy en serio todo lo que ha de hacer para volver a la normalidad. Solo ha pasado un día desde que saliera de rehabilitación, por lo que no da nada por sentado y está siendo precavida ante cualquier amenaza. Pero está comiendo bien, haciendo ejercicio y cuenta con el apoyo de un asesor para vigilar su sobriedad", explicaba una fuente a la revista People.