Richard Shotwell / GTRES

Demi Lovato cuenta cómo Disney agravó su trastorno alimenticio

Vivió un calvario.

MONICA HERAS | CUORE.ES -

Desde que Demi Lovato (27) sufriera aquella sobredosis que casi le cuesta la vida, decidió cambiar, alejar todo aquello que le hacía daño y hablar abiertamente de su ansiedad, sus adicciones y sus trastornos alimenticios. Incluso quiso declararse como una persona de género fluido, es decir, que no se identifica con una sola identidad de género.

Con todo esto, poco a poco hemos ido conociendo más a fondo lo que vivió años atrás y deseando estamos ver el documental que lanzará en YouTube hablando de lo que sucedió después de la sobredosis de 2018 y cómo fue su vuelta a los escenarios. Estarás de acuerdo que a valiente no le gana nadie y la cantante no tiene pelos en la lengua a la hora de narrar su experiencia, la cual sirve de ejemplo a muchos.

En esta misma línea de sinceridad absoluta, hemos conocido una nueva información acerca de su época como chica Disney que nos han dejado bastante locos. En una entrevista para Bustle, Demi confiesa que, aunque sus problemas con la comida ya venía de lejos, durante esta etapa se agravaran bastante: "Solía tener gente vigilándome la noche antes de una sesión de fotos para asegurase de que no comía nada, para que así al día siguiente no estuviera hinchada". ¿Te lo puedes imaginas?, menuda presión para una adolescente.

Se sentía tan presionada que se refugió en las drogas y ya sabes cómo terminó la historia: "Miré a mi alrededor y tuve un momento en el que pensé, ¡Wow! Esto está tan terriblemente normalizado ". Nadie parecía percatarse del abuso que estaba sufriendo y atiende a lo que le daban en su cumpleaños en lugar de tarta: una sandía con crema batida baja en grasa... ¡Muy fuerte!

Aunque ahora está mucho mejor reconoce que le queda un largo camino por recorrer y por eso hay nutricionistas, psicólogos y entrenadores cuidando de ella. Lo que tiene claro es su futuro y lo que quiere transmitir: "Quiero una carrera duradera por la que no tenga que cambiar nada de mí misma. La música me trajo mucha alegría cuando era más joven, y perdí esa alegría en todo el ajetreo de la industria. Me sentí miserable, y no quiero que vuelva a ser así nunca más. Eso es lo que quiero".