G3-CAT / GTRES

David Bustamante se pone 'romanticón' con Yana Olina... ¡Vaya mensajito! 

Ha dejado a su chica sin palabras, literal. 

CUORE.ES -

Desde que confirmara su relación sentimental con Yana Olina y dejara definitivamente atrás su reparo a expresarse públicamente sobre los sentimientos que tiene por ella, el cantante David Bustamante (37) ha convertido las redes sociales en el mejor escaparate para mostrar el optimismo tan contagioso que le define a día de hoy: algo comprensible con lo bien que les va a los dos tortolitos y, por otro lado, lo mucho que lo está petando con actual gira de conciertos por España.

En esta ocasión, el que fuera finalista de la primera edición de 'Operación Triunfo', padre de la pequeña Daniella junto a su exmujer Paula Echevarría, ha aprovechado un mensaje publicado por su chica en su cuenta de Instagram, en el que esta reflexionaba sobre las diversas perspectivas que pueden tenerse sobre un mismo acontecimiento, para darle las gracias por el enfoque tan positivo con el que ahora admira todo lo que le rodea desde que ella aterrizara en su vida. Oh... 

 

"La gente no ve el mundo como es, lo ven a través del prisma de cómo es cada uno. Diferentes personas interpretan las mismas situaciones de manera diferente debido a las experiencias de la vida y educación que ha recibido. Es importante que intentes entender primero, y luego, ser entendido", apuntaba la bailarina rusa en su cuenta, a lo que le cántabro le ha respondido con este comentario. "Pues yo veo el mundo mucho más bonito y amable desde que llegaste a mi vida...".

¡Pero bueno, Busta!

La bailarina, quien formó pareja artística con Bustamante en la primera edición de la versión española del concurso 'Bailando con las estrellas', de la que ambos se proclamaron vencedores, por cierto, se ha quedado literalmente sin palabras tras leer el romántico mensaje que le ha dedicado su chico, hasta el punto de que solo ha podido contestarle con tres emoticonos en forma de corazón que, por otro lado, representan a la perfección sus emociones.

A ver, nosotras también nos habríamos quedado con la boca abierta...