KMJ/KMA / GTRES

A David Bisbal aún le quedaba una cosita que decirle a Elena Tablada

Así, de manera velada.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

A pocos días de que hayamos conocido la resolución judicial de la batalla legal que David Bisbal (39) y Elena Tablada mantenían a raíz de la aparición de su hija Ella en redes sociales, parece ser que el cantante aún tenía una cosita más que decir. Si bien había sido él el que había iniciado este proceso judicial para impedir que su expareja pudiese convertir a la niña en una especie de personaje público, parece que la resolución no le fue muy favorable. O sí... 

Y es que todo depende de cómo se interprete la decisión de la jueza porque en base a eso le daríamos la 'victoria' a uno o a otro. La resolución indica que Elena no se verá obligada a eliminar las fotografías y vídeos de su hija que ha venido compartiendo hasta la fecha, pero a partir de ahora tanto ella como Bisbal deberán limitar el material de la niña que suben a sus redes sociales y en ningún caso podrá tratarse de fotos o vídeos en que se le vea la cara o con fines comerciales.

Es decir, que por esa última parte de la sentencia, todo hace indicar que Bisbal también habría ganado porque él siempre ha hecho hincapié en que lo único que quería era proteger la intimidad de su pequeña y que no se "mercadeara" con su imagen. Hasta aquí todo correcto. 

Pues bien, parece que por si alguien no se había enterado, David Bisbal ha querido dejarlo todo clarinete a través de unas palabras que ha subido en forma de Stories a Instagram. Vaya que ha hecho un comunicado digital. ¡Qué cosas! 

"Después de varios años luchando, he conseguido que la Justicia acuerde medidas de protección para salvaguardar la intimidad de mi hija, que es lo que más me importa en el mundo. Así que, la que ha ganado claramente ha sido mi hija, que se merece ser una niña. Lo único que es cierto es que no se podrán seguir publicando fotos donde salga el rostro de mi hija, no se podrá seguir asociando a mi hija a ninguna marca, tampoco se le puede hacer partícipe de negociaciones o contratos con terceros, ni exponerla públicamente en medio de comunicación tal y como yo solicitaba. Así que, repito, la que ha ganado ha sido mi hija y todo ello gracias a la Justicia

Pues nada. Dicho queda.