VivaLaVidaT5 / TWITTER

Dakota Tárraga sale 'tocada' del calabozo: asegura que le dieron una "paliza"

De la isla de 'Supervivientes' ha salido. Y de la comisaria, también.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Si hace días te decíamos que Dakota Tárraga había sido detenida tras una fuerte discusión en su casa, esta vez te traemos la historia contada por la propia. Y agárrate que vienen curvas (muchas).

Tras haber sido puesta en libertad, la exsuperviviente puso rumbo a un plató de televisión para contar qué había pasado. No era para menos. Su detención ha sido, según la propia, uno de los episodios más duros de su vida. ¡La metieron entre rejas! Y todo, parece ser, por una pelea de dimensiones épicas. Eso sí, sin violencia (o eso es lo que ha dicho).

Pero a ver, qué ha pasado. Pues parece que la de 'Hermano Mayor' se peleó con su madre, alguien las escuchó, y la policía se plantó en su casa. "Pensaba que me llevaban porque tenía una multa pendiente", ha contado Dakota en 'Viva la Vida' deshaciéndose en lágrimas.

La alicantina ha acudido al programa de Toñi Moreno para contar su versión de los hechos y para ella lo sucedido no justifica el paso por el calabozo. La policía la detuvo por presuntos malos tratos a su madre, aunque Dakota lo niega. Nadia, la progenitora, ya ha dado la cara por ella. ¿En qué quedamos entonces?

Según la protagonista de la historia, alguien llamó la policía al oír los gritos, situación que la propia ha definido como algo muy habitual en su casa. "Siempre hablamos a voces, pero no he maltratado a mi madre como ha demostrado el fiscal", ha explicado Dakota antes de contar que en el calabozo se la trató fatal: "Me agredieron (...), tengo marcas", ha llegado a decir.

Para Juan Luis Galiacho, el periodista encargado de contar la otra versión, la de las autoridades, la historia es un poco distinta: "En realidad fue Paco, el padre de Dakota, quién llamó a la Policía". El colaborador de 'Viva la Vida' ha mencionado incluso que los agentes vieron las marcas que la progenitora tenía en el cuerpo. Sobre las agresiones, Galiacho también aseguró que a Dakota la policía no le tocó. ¡Qué lío!