Continúa la batalla entre Taylor Swift y los Kimye

Kim Kardashian pone a la cantante contra las cuerdas con una conversación telefónica entre Taylor y Kanye.

El videoclip Famous de Kanye West sigue dando que hablar, sobre todo por ''desnudar'' a Taylor Swift. Kim Kardashian está cansada de que el mundo entero se meta con su maridito, y debido a la polémica que se creó con el lanzamiento del tema, ha contado en un adelanto de su programaKeeping Up With The Kardadashians que explicará las razones por las que el rapero incluyó a Taylor en su proyecto musical.

La celeb ha publicado en su Snapchat un vídeo de una supuesta conversación telefónica entre Taylor y Kanye donde aparentemente la cantante parece estar de acuerdo con salir en el vídeo. En el fragmento publicado por la Kardashian, esta dice que se escucha la voz de Taylor dándole las gracias a Kanye por preguntarle antes de sacar a la luz la letra del tema. ¡Qué fuerte!

En su momento Taylor se sintió ofendida por la letra de la canción y, en concreto, por la frase "yo hice famosa a esa zorra". La cantante afirma que en ningún momento consintió que eso se publicara. Su representante insistió:"Kanye no llamó para pedir aprobación, sino para pedir a Taylor que lanzara su single Famous en su cuenta de Twitter. Ella se negó y le advirtió sobre publicar una canción con un mensaje tan misógino. Taylor nunca estuvo al tanto de la letra real".

Por su parte, Taylor se defiende con un texto en su Instagram un texto donde se pregunta: "¿Dónde está el vídeo de Kanye diciéndome que me va a llamar ‘esa...'' en su canción?. Quería creer a Kanye cuando me dijo que me encantaría la canción. Quería tener una relación amistosa".

La guerra abierta entre Kanye y Taylor se remonta a 7 años atrás cuando en los MTV Awards, el rapero interrumpió el discurso de la novia de Tom Hiddleston tras ganar el premio al mejor vídeo musical, e intentó ridiculizarla. Tiempo después enterraron el hacha de guerra pero Famous ha conseguido enfrentarlos de nuevo.

Últimamente Taylor Swiftno hace más que meterse en líos en redes sociales, primero con Calvin Harris y ahora con West.

¿Quién crees que tiene la razón?