Kirsty Wigglesworth / GTRES

Confesiones 'reales': el príncipe Harry "ha sufrido mucho"

Y nosotros que lo sentimos.

CUORE.ES -

El Príncipe Harry (35)Meghan Markle (38) disfrutan ya en Canadá de esa vida discreta y relativamente apacible con la que tanto tiempo llevaban soñando, especialmente desde que su retirada de la primera línea de la familia real británica les llevara a protagonizar un sinfín de portadas y, peor aún, un debate demasiado intenso y visceral en el seno de la opinión pública.

En ese sentido, uno de los mejores amigos del duque de Sussex, el jugador de polo Nacho Figueras, ha asegurado con rotundidad que el nieto de Isabel II "ha sufrido" demasiado con el acoso mediático -y el enfoque tendencioso y dañino de ciertas informaciones procedentes de la prensa más conservadora del país- que no ha dejado de recibir la pareja a lo largo de los últimos tres años.

"Hablé con Enrique hace unos días. Ha sufrido mucho con todas las cosas que le han sucedido. Sufre mucho por culpa de las personas que le juzgan", ha explicado el deportista argentino durante su entrevista para un programa especial de la cadena estadounidense ABC, donde también ha establecido un claro paralelismo entre la situación del príncipe y la de su malograda madre Lady Di, quien falleció en un accidente de tráfico, ocurrido en agosto de 1997, mientras su vehículo trataba de escapar de los paparazzi que lo perseguían por el centro de París.

"Enrique está protegiendo a su familia, está protegiendo a su esposa y a su hijo. Su madre fue una persona que sufrió directamente el ataque de la prensa y no está dispuesto a permitir que eso le suceda a su familia", ha añadido en la misma conversación.

Nacho también ha querido expresar su convencimiento de que la citada Diana de Gales estaría muy orgullosa de la forma en que Enrique ha recuperado el timón de su propia vida y se ha desprendido, en parte, de las restricciones a su libertad derivadas de su posición en la casa real británica: todo ello para poder ser feliz como esposo, padre y, en definitiva, como ser humano.

"Enrique se ha convertido en un hombre increíble, un hombre del que su madre estaría orgullosa. Solo quiere vivir una vida normal en su casa de Canadá, tan normal como pueda ser cuando tienes mil paparazzi en la puerta esperando poder hacer una foto de tu hijo", ha sentenciado Nacho Figueras.