mtmad

Esta es la larga lista de comentarios (feos) que recibe Violeta Mangriñán

Ser famoso no siempre es de color rosa...

MIRIAM PRIETO | CUORE.ES -

A veces la fama cuesta, y mucho. Cuando estás en el punto de mira de las cámaras, las redes sociales y expones tu vida pueden pasar dos cosas: que te adoren o que te odien. Y eso suele pasar mucho con aquellos 'influs' e 'instagramers' que salen del mundo de Telecinco. Una de ellas es Violeta Mangriñán que confiesa que se enfrenta a cincuenta mil comentarios negativos cada día de su vida. 

En su último capítulo de mtmad, la extronista ha decidido dedicarle todo un capítulo a sus 'haters' para leer algunos de los comentarios tan desafortunados que recibe día sí, día también. Sin embargo, a pesar de las verdaderas perlas que le sueltan, Violeta confiesa que le da exactamente igual y que cuando no recibe comentarios negativos hasta se preocupa. 

Violeta se toma todo esto con mucha tranquilidad y pasividad. Además, confiesa que gente del mundo de la televisión le ha dado un consejito que se lo va a grabar a fuego. "Cuando la gente te odie mucho, es buena señal. Cuando una persona es muy odiada pero muy amada, es buenísimo", decía y terminaba con un inmenso gracias. 

Uno de los insultos que más ha recibido ha sido el de 'operada' a lo que ella contestaba lo siguiente. "Solo me he operado el pecho y me he hecho una bichectomía en la cara. Si a eso lo quieres llamar que soy una tía 100% operada y de plástico, voy a seguir haciendo con mi vida y con mi cuerpo lo que me de la gana". Alto y claro. 

También otros de los muchos comentarios que ha recibido ha sido en relación con Fabio Colloricchio, su churri, ya que afirma que cuando sube fotos con él la ponen "a parir". "Un poco tóxica tu relación con Fabio", a lo que contestaba que "nadie es nadie para comentar mi relación"

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Polo night 🥂• gracias @lamartinapolo por esta linda experiencia 🖤

Una publicación compartida de Violeta (@violeta_mangrinyan) el

Está claro que no es oro todo lo que reluce... Pero bueno, está bien la manera en la que Violeta se toma las cosas. ¡Siempre con optimismo