Charles Sykes / GTRES

Christina Aguilera, Pink, un beso y una bronca

Así son ellas.

CUORE.ES -

La relación personal y profesional de Pink y Christina Aguilera (38) ha sido problemática, por decirlo suavemente, desde que coincidieran en el tema principal de la banda sonora de 'Moulin Rouge'. Según han ido explicando a lo largo de los años, a la primera no le hizo ninguna gracia que se le diera casi todo el protagonismo a su compañera tanto en la canción como en el videoclip de 'Lady Marmalade' y las malas lenguas aseguraban que en una ocasión habrían llegado incluso a las manos.

Afortunadamente el paso del tiempo les ayudó a superar sus diferencias y aprendieron a valorarse mutuamente como artistas y como mujeres fuertes e independientes, según se encargó de revelar Pink el año pasado a su paso por el 'Watch What Happens Live', donde anunció que habían vuelto a colaborar juntas. 

En aquel momento, ella también confirmó la leyenda urbana sobre su pelea en un club entre risas, aunque le restó importancia asegurando que ambas eran muy jóvenes y aún no habían aprendido a apoyarse mutuamente. "Toda la situación me pareció divertidísima, no podía creer lo que estaba pasando. Pero la cuestión es que tiene mucho talento, y en el fondo yo también tengo días malos. Es una persona muy dulce", añadía para zanjar el tema.

Ahora ha sido el turno de Christina Aguilera en el programa y responder a las preguntas del presentador Andy Cohen, que obviamente ha aprovechado para preguntarle su versión de los hechos sobre aquella noche. Y resulta que es muy diferente a la de Pink, ya que en su memoria ambas estuvieron a punto de hacer algo que no era precisamente pelearse.

"Parece que yo tengo un recuerdo muy diferente de esa noche. Estábamos en un club y jugamos a la botella", ha revelado la diva de la música. "En mi caso guardo un recuerdo amoroso. No sé... Mírame y mírala. ¡Jamás se me ocurriría iniciar una pelea con ella! Podría patearme el cu** sin problema, por favor. En aquel entonces ya era muy capaz. La cuestión es que a mí me emocionó mucho la idea de besarla en el juego, me pareció que sería solo un beso y que así todo estaría bien. Pero ella fue la que se adelantó y puso su mano así [delante de su boca]. Me decepcionó un poco que quisiera hacerlo de eso modo, pero no pasó nada".