Evan Agostini / GTRES

A Chrissy Teigen se le fue de las manos la fiesta de los Oscar

Y le pasó factura.

CUORE.ES -

Fiel a la honestidad que siempre hay en los mensajes que comparte en sus redes sociales, Chrissy Teigen (33) no ha tenido miramiento alguno en contar a sus seguidores que sufre una resaca terrible como resultado de su paso por la fiesta de Vanity Fair que, entre otros, reunió a buena parte de los nominados y triunfadores de la ceremonia de entrega de los premios Óscar una vez finalizada la gala.

Le ha durado hasta días, no te decimos más.

Chrissy Teigen y John Legend en los Oscar | SplashNews.com / GTRES

"¡Oh Dios mío, estoy hecha una mierda! Por eso me voy a mantener absolutamente sobria al menos durante una semana. El alcohol es veneno puro", ha compartido Chrissy en su cuenta de Twitter, aunque no ha ofrecido detalle alguno sobre qué bebió y sobre todo y más importante, cuánto bebió durante la fiesta... Aunque, bueno, seguro que había barra libre y eso es peligrosísimo.


Aunque lo cierto es que Chrissy sí llegaba a reconocer, sin embargo, que la cantidad de alcohol que albergaba en su organismo era claramente elevada al revelar, horas antes de su confesión, que había llegado a casa nada menos que a las tres y media de la madrugada. Y para más inri, en lugar de irse directamente a dormir, decidió que sería conveniente cumplir antes con sus fans y mantenerlos al día de sus cosillas.

Otras prefieren redesayunar.

"He llegado a casa a las 3:30 de la mañana. Estoy lista para irme a la cama, pero como me acaban de seleccionar para una encuesta de Twitter, mejor me pongo a ello ahora. El trabajo de una mujer nunca termina", bromeaba Chrissy antes de meterse a la cama y, seguro, olvidarse del mundo durante unas cuantas horas... Parece que ese día fue John Legend el que llevó a los niños al cole.