Sarah Morris / GETTY

Chris Pratt defiende su Iglesia de las críticas LGTBI+

Igual mejor se quedaba guardando la galaxia...

CUORE.ES -

Casi sin esperárselo, Chris Pratt (39) se acaba de encontrar siendo el prota de una situación muy incómoda a raíz de unas declaraciones que realizó a su paso por el programa de Stephen Colbert acerca de la restrictiva 'dieta' que había seguido durante 21 días para inaugurar 2019, basada en la historia del profeta Daniel del Antiguo Testamento que se alimentaba solo de vegetales y grano.

Su compañera de profesión, Ellen Page, fue una de las primeras en ponerlo de vuelta y media y no solo por el ayuno, que él había abrazado inspirado por su pastor, sino para apuntar que la congregación a la que Pratt se refería era Hillsong Church, una iglesia cristiana que cuenta con decenas de famosos entre sus seguidores (hola, Justin Bieber), y recordar que sus líderes se habían posicionado en el pasado en contra del 'estilo de vida LGBTI+' por contradecir su creencia en la institución del matrimonio entendida como la unión entre un hombre y una mujer.

En el mensaje que publicó en su cuenta de Twitter, Page le preguntaba por qué no hacía referencia a esos otros aspectos de la ideología que promovía Hillsong.

La respuesta del aludido ha tardado varios días en llegar, pero ha sido muy contundente. En un comunicado difundido a través de la sección Stories de su Instagram, el protagonista de 'Guardianes de la galaxia' y 'Jurassic World' ha defendido su reputación y la de su iglesia y explicar en sus propias palabras unas creencias que otros han tratado de definir por él.

prattprattpratt / INSTAGRAM

"Recientemente se ha sugerido que pertenezco a una iglesia que 'odia a cierta gente' y que es 'conocida por ser anti-LGBTQ'. Nada podría estar más lejos de la verdad. Yo voy a una iglesia que abre sus puertas absolutamente a todo el mundo", ha comenzado por señalar Chris, que no ha dudado en entrar en terreno personal y hacer referencia a su propio divorcio de Anna Faris para demostrar que la comunidad a la que pertenece no da la espalda a nadie.

"A pesar de lo que la Biblia dice acerca del divorcio, la congregación de mi iglesia estuvo ahí para mí en cada paso del camino, sin juzgar, acompañándome con gracia a lo largo del proceso. Me ayudaron tremendamente ofreciéndome apoyo y cariño. Es lo mismo que les he visto a hacer en incontables ocasiones sin importar la orientación sexual, la raza o el género", ha asegurado. "Mi fe es importante para mí, pero ninguna iglesia me define a mí o mi vida, y no soy portavoz de ninguna iglesia o grupo de gente. Mis valores son los que demuestran quien soy. Necesitamos menos odio en este mundo, no más", ha añadido.

Y por si aún quedaba alguna duda al respecto, ha querido recalcar lo siguiente: "Soy un hombre que cree que todo el mundo merece amar a quien quiera de forma libre sin ser juzgado por su prójimo", antes de concluir ofreciendo su visión particular de una cita en concreto.

"Y Jesús dijo: 'Os doy un nuevo mandamiento, amaos los unos a los otros'. Eso es lo que guía mi vida. Él es un Dios de Amor, Aceptación y Perdón. El odio no tiene lugar en este mundo o en el mío". Eso, por no haberse quedado de guardián de la galaxia...