GETTY

A Chris Hemsworth se la hace cuesta arriba la paternidad

Mucho Thor, pero luego...

CUORE.ES -

Aunque de sus redes sociales se desprende que el actor Chris Hemsworth (35) lo tiene todo: una sólida carrera interpretativa en la meca del cine, un matrimonio de película con la también actriz Elsa Pataky y, sobre todo, tres preciosos hijos -India Rose (6) y los gemelos Tristan y Sasha (4)- a los que crían en una amplia finca ubicada en la costa australiana, lo cierto es que tan idílica situación de plenitud no se ha visto en ningún momento exenta de dificultades y de ciertos quebraderos de cabeza a la hora de gestionar semejante abanico de responsabilidades.

"Tener hijos ha sido el reto más importante al que me he enfrentado nunca. Jamás pensé que sería tan difícil como lo ha venido siendo hasta ahora, aunque creo que nadie es del todo consciente en un principio de todo lo que se les viene encima. Necesitas cambiar de mentalidad y tener muy claro que debes estar siempre para ellos. Pero también me han enseñado lo que significa el amor incondicional y el sentido de la verdadera responsabilidad", explica el actor en conversación con la revista Psychologies.

Sin embargo, y aunque en su momento utilizó esa misma palabra para definir el nivel de dedicación que su esposa emplea en cuidar de los suyos y todo aquello a lo que había tenido que renunciar para ello, el protagonista de la saga 'Thor' prefiere evitar el término "sacrificio" al pronunciarse sobre esos frecuentes 'tiempos muertos' que ha de tomarse en el plano laboral para poder centrarse más en sus necesidades familiares.

"Creo que tu vida se vuelve, de hecho, más sencilla en el sentido de que ya no tienes tiempo para distraerte con cosas que no tienen importancia. La paternidad te hace menos egoísta y, de repente, parece que todo gira en torno a la perspectiva de crear las mejores condiciones posibles para tu esposa y tu familia. Pero por otra parte no siento que estoy sacrificando o renunciando a nada", asegura en la misma entrevista para insistir, a continuación, en que nunca tuvo dudas sobre el proyecto de vida que se disponía a iniciar al casarse con la guapa madrileña.


"Cuando conocí a Elsa, me sentía muy cómodo con la idea de que era la persona con la que quería compartir el resto de mi vida y construir algo para el futuro. De joven tuve algún que otro momento de locura, pero incluso en esa época no estaba demasiado interesado en llevar una vida precisamente alocada", confiesa el actor.