SplashNews.com / GTRES

Sí, Chiara Ferragni sintió miedo cuando se convirtió en madre

Normal.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

Que la maternidad tiene sus cosas buenas y malas es algo que ya sabíamos. Sin embargo, desde hace unos años, celebrities e influencers están alzando su voz para dejar claro que no hay nada de lo que avergonzarse por tener miedo y dudas cuando se enfrentan por primera vez al hecho de convertirse en madres. Porque sí, la paternidad también es dura, pero los cambios y esfuerzos físicos a los que se somete la mujer durante todo este proceso pues como que son un poquito más complicados. No nos engañemos. 

Sara Sálamo o Amy Schumer han sido algunas de las que se han lanzado a contar abiertamente las luces y las sombras de su experiencia como madres primerizas y ahora es Chiara Ferragni la que ha decidido sumarse a esta tendencia. ¡Brava! Aunque bueno, lo cierto es que siempre nos cuenta a través de sus Stories su día a día como mamá. 

Esta vez, la diseñadora y socialité italiana ha querido abrirse un poco más respecto a este tema escribiendo un bonito y sincero texto junto a una imagen de ella junto a Leo, su hijo, cuando eran tan solo un recién nacido.

"Convertirme en madre me dio el mejor regalo de la vida y al mismo tiempo me hizo una nueva persona. Comprendí el verdadero significado de la empatía y nunca me he sentido más conectada con las personas que me rodean. Increíble, ¿verdad? Sí, pero no siempre. Cuando siento que otras personas sufren, también sufro con ellas, y mientras que antes el dolor de otras personas era soportable, a veces no lo es".

"Me duele como un loco. Incluso de extraños. Leo la triste historia de alguien acerca de que su bebé tuvo un accidente y siento un dolor en el estómago que no desaparecerá durante días, incluso si ni siquiera conociera a esa persona. La mayoría de las veces me encuentro llorando también y no puedo dejar de abrazar a Leo".

"Por no mencionar los nuevos miedos y ansiedad que nunca pensé que podría tener y que ahora son parte de mi vida cotidiana. ¿Cómo explicar esto? Supongo que cuando experimentaste la maternidad y encontraste una nueva razón para vivir, tienes tanto miedo que algo malo va a suceder y te quitará esa felicidad. ¿O tal vez son las hormonas también?".

"A todas las madres, ¿sentís lo mismo? ¿Cómo lidiáis con vuestros miedos? ¿Sois más sensibles ahora que antes? Me encantaría leer vuestros pensamientos e historias".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Becoming a mother gave me the greatest gift of life and at the same time made me a new person. I understood the real meaning of empathy and I’ve never felt more connected to people around me. Amazing right? Yes, but not always. When I feel other people suffering, I suffer too with them, and while before other people’s pain was bearable now sometimes it is not. It aches like crazy. Even from strangers. I find myself reading someone’s sad story about their baby having an accident and I feel a pain in my stomach that won’t go away for days, even If I didn’t even know that person. Most of the times I find myself crying too and I cannot stop holding Leo. Not to mention new fears and anxiety that I’ve never thought I could have that are now part of my everyday life. How to explain this? I guess when you’ve experienced motherhood and found a new reason to live you’re so scared that something bad is gonna happen and take that happiness away from you. Or maybe is it hormones too? Fellow mums out there, do you feel the same? How do you deal with your fears? Do you always “feel more” than what you did before (and I’ve always been a super sensitive one)? I’d love to read your thoughts and stories 💘

Una publicación compartida de Chiara Ferragni (@chiaraferragni) el

Amiga, nos has llegado a la patata.