Snorlax / GTRES

Channing Tatum y la loquísima custodia legal de su hija

Eso es nivel pro de calendario.

CUORE.ES -

Channing Tatum y Jenna Dewan se encuentran a un paso de terminar los trámites de su divorcio tras anunciar su separación en abril de 2018: ahora solo les quedaría reunirse (ellos o sus respectivos representantes legales) para resolver ciertos asuntos de dinerito y aclarar qué reclama cada uno antes de presentarse ante el juez para que haga oficial el final de lo suyo.

Uno de esos flecos que quedarían por resolver sería lo relativo al cuidado de su única hija en común. La expareja ya acordó que compartiría la custodia física y legal de la pequeña cuando inició el proceso y ahora Channing ha pedido que se establezca un calendario oficial que determine los días que la niña pasa con cada uno de sus padres.

Él propone encargarse de su hija de cinco años los lunes y martes y que Jenna haga lo propio miércoles y jueves, alternándose después los fines de semana para que los dos pasen el mismo tiempo con ella. Esa es la misma dinámica que propone para las fechas señaladas, como Nochebuena, Navidad o Nochevieja, que se repartirían cada año de manera alterna.

Menudo jaleo de calendario, Channing.

Respecto a los cumpleaños, la mejor solución, para él, sería dividir el día en dos celebraciones si no logran ponerse de acuerdo para organizarle una juntos y de cara a fiestas como Halloween plantea la posibilidad de que su exmujer y él se reúnan durante un par de horas para disfrutar del día en familia.

En los documentos legales que ha presentado para apoyar su petición y a los que ha tenido acceso el portal The Blast, que no parece que vaya a encontrarse con oposición por parte de Jenna, Channing afirma que su hija se ha adaptado "excepcionalmente bien" a su nueva dinámica familiar y a vivir en dos casas diferentes. Además, también apunta que él ha hecho todo lo posible para facilitar ese cambio decorando una habitación de su nueva casa de alquiler con una temática de hadas y de Alicia en el País de las Maravillas, la preferida de su hija, y creando un espacio al aire libre en el que pueda dar rienda suelta a su faceta artística.

El motivo que le ha llevado a solicitar que se oficialicen los términos prácticos de la custodia es que, según su experiencia, ella va mejor con una rutina estructurada y consistente.