GTRES

Carlos Navarro, 'El Yoyas de GH', imputado por malos tratos a Fayna

Se le van a quitar las ganas de repetir la frase que le hizo famoso. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

Su cara te suena. Carlos Navarro, más conocido como 'El Yoyas' ha sido procesado por maltrato hacia sus hijos y a su exmujer Fayna Bethencourt. La pareja se conoció en 'Gran Hermano' en la edición de 2001 y a partir de ahí lo suyo fue 'pa lante', hasta ahora: en 2018 el catalán fue detenido por violencia machista y ahora tendrá que responder ante la justicia tal y como dice un comunicado enviado por El Tribunal Superior de Justicia de Canarias. 

Así que después de una larguísima investigación, el exconcursante tendrá que rendir cuentas por maltrato habitual a su mujer y a sus hijos, vejaciones injustas y amenazas. 

JOAN ARS FOTOGRAFIA / GTRES

Desde que salió a la luz en 2017 el caso y la policía se puso manos a la obra, el Yoyas estaba en libertad provisional y tenía prohibido acercarse y comunicarse con Fayna y los niños, y ahora que se ha dado por terminada la causa, con análisis psicológicos y pruebas telefónicas, la jueza ha visto indicios de criminalidad (te lo explicamos con nuestras palabras): ha visto que Fayna decía la verdad y que Carlos Navarro "la golpeó en varias ocasiones dándole puñetazos y patadas, llegando a ponerle un ojo morado en una ocasión, y en otra a amenazarla con clavarle el mechero, además de vejarla habitualmente". 

ES QUE ES MUY FUERTE. 

Además, la misma jueza añade que todo este maltrato fue en presencia de sus hijos, quienes también lo sufrieron: "también han sido objeto de continuas vejaciones por parte de su padre". 

Tras este mal trago, Fayna intentó rehacer su vida con otra persona, algo que solo complicó la situación e hizo que el Yoyas sacara más aún su mala cara... 

Fayna también defendió su verdad visitando el plató de 'Sálvame': "Él puede decir lo que quiera, él conoce la verdad, yo conozco la verdad y digamos que no le habrían impuesto una serie de medidas si no hubiese pruebas (...) a una persona no se le arresta ni se le pone una orden de alejamiento solo por querer darle unos regalos a sus hijos". 

Ahora habrá que esperar para conocer el veredicto final y si se abre juicio oral, pero lo que está claro es que a Carlos Navarro se le van a quitar las ganas de decir otra vez eso 'te voy a pegar dos yoyas', frase que le hizo famoso en su día. 

AARG!!