Kim Kardashian / INSTAGRAM

El buen rollito entre Kim Kardashian y Tristan Thompson

¡Qué está pasando aquí?

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

Que Tristan Thompson dejó de ser santo de la devoción del clan Kardashian después de que le fuese infiel a Khloé Kardashian (35) en repetidas ocasiones (la última y más sonada fue con la mejor amiga de Kylie Jenner (22) por aquel entonces, Jordyn Woods) es algo que ya sabíamos. Sin embargo, con True de por medio (la hija de Tristan y Khloé) parece que la relación del jugador de baloncesto con las Kardashian ha mejorado.

Bueno, en realidad no sabemos si con todas, pero con Kim Kardashian (39) seguro que sí. ¿Por qué lo decimos? Bueno, pues porque ha llegado el cumpleaños de Tristan y, ojito ahí, la socialité lo ha felicitado de manera pública a través de dos Stories de Instagram a los que el propio Tristan no ha tardado en responder. Y claro, como a él solo lo siguen tres millones de personas y a Kim unos 162 millones pues no se ha enterado casi nadie. 

Todo empezó cuando Kim subió una imagen de ella animándole durante un partido de fútbol con el mensaje "Felicidades. Animándote muy fuerte hoy. No puedo esperar para celebrarlo". Y Tristan le contestaba con un "muchas gracias, 'keeks', lo celebraremos pronto". Vaya, vaya....

INSTAGRAM

Que claro, dices tú, "hasta aquí todo más o menos correcto". Pero no. Porque la otra imagen que compartió Kim fue una perteneciente al cumpleaños de Khloé cuando ella y Tristan habían vuelto tras las primeras infidelidades y Kim lo perdonó (pero vaya, que después volvieron a salir tarifando por lo de Jordyn). 

"Creo que esta es la única foto que tenemos juntos", escribía Kim en la imagen. A lo que Tristan le contestó: "Tenemos que empezar a usas los 'photo booths' en las fiestas"

INSTAGRAM

Pero claro, lo más rarito de todo es que Khloé Kardashian no lo ha felicitado. O al menos no de manera pública. De ahí que muchos hayan pensado que, oh sorpresa, Tristan y Khloé se hayan dado una nueva oportunidad, les vaya bien y por eso ahora Kim es 'amiga' de nuevo del jugador de baloncesto. En fin, queridos, no sabemos, que cada uno saque sus propias conclusiones.