OLIVIER BORDE / BESTIMAGE / GTRES

Brooklyn Beckham y Nicola Peltz podrían haberse comido ya las perdices

De ser cierto, el enfado es monumental. ¡Con la ilusión que nos hacía ver las fotos!

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Llevan nueve meses de relación, pero eso no les impide seguir avanzando en su historia de amor. Hablamos de Brooklyn Beckham (21), el mayor de David y Victoria, y de Nicola Peltz, hija de un multimillonario estadounidense que se hizo famosa, entre otras cosas, gracias a sus trabajos como modelo y actriz. Se han prometido hace poco, y ahora una sospechosa foto en Instagram podría querer decirnos que el 'sí, quiero' ya lo han dado.

"Hace dos semanas le pedí a mi alma gemela que se casara conmigo y ella dijo que sí. Soy el hombre más afortunado del mundo. Prometí ser el mejor esposo y el mejor papá algún día. Te amo, bebé", escribía Brooklyn en la red de la camarita anunciando que se casaba con Nicola. Fue una sorpresa, pero hay más.

Brooklyn tiene 21 años y Nicola Peltz, 25. Ellos consideran que es el momento de pasar por vicaría y los padres de ambos ya han hecho saber que los tortolitos cuentan con su apoyo. Sí, como en otra época, las familias han salido a público para dar su aprobación.

Los fans de la pareja están enloquecidos con la noticia, más aún con una foto que ha compartido ahora la actriz en sus stories. En la imagen se ve la mano de Brooklyn y un anillo dorado en el dedo anular que podría ser una alianza de casado. ¿Se han casado en secreto o solo se trata de una joya que señala el compromiso? Se aceptan apuestas.

"No puedo imaginar una vida sin ti, bebé. Me haces sentir tan especial y me haces reír todo el tiempo. Por siempre te cuidaré y siempre te apoyaré", dijo Nicola. Ay, ¡el amor!

A la romántica estampa y a la declaración de amor se junta una otra foto que ha compartido él. Es de su chica en camisón, algo que a muchos les hace pensar que ella podría estar embarazada. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

😍

Una publicación compartida de 🇬🇧 (@brooklynbeckham) el

Solo el tiempo nos dirá si la boda nos la hemos perdido y si el primer hijo de la pareja ya está en camino. Sea como sea, la felicidad de ambos es plena y a nosotras solo les queda desear lo mejor.