FAMEFLYNET PICTURES / GTRES

Por eso se graba en casa: la desgarradora realidad de Britney Spears

Esta historia romperá un poquito tu 'cuore'.

HENAR LANGA | CUORE.ES -

Si eres fan de Britney Spears (38) sabrás que durante los últimos años ha sufrido muchísimo y que su vida parece estar hipercontrolada por unos y por otros. Pero es que hasta sin ser fan de la artista, habrás leído algo sobre su historia llena de baches y supuestos problemas mentales.

Pues bueno, hemos encontrado una publicación de Instagram, realizada por la cuenta @dirty2000s, con un texto original de Brandon Hase (@trash.bandicooot) que resume la trágica trayectoria personal y profesional que ha tenido la cantante. De hecho, esto te llevará a entender mucho mejor por qué se graba esos 'clips' para las redes sociales bailando y desfilando dentro de casa.

Aunque también tenemos que advertirte, es una historia muy dura que podría herir tu sensibilidad. De hecho Paris Hilton (39) ha comentado la publicación con un 'cuore' partido y una carita con una lágrima.

El texto, que está en inglés, empieza recopilando un poco la información general de su vida/carrera. Britney empezó de pequeñita, con 4 años, trabajando en Broadway. Un camino que la llevó más tarde a ser una estrella en Disney (el Club Mickey). Tras este paso acabó desarrollando su carrera en solitario, una carrera marcada por el "piloto automático" en el que ella ha tenido muy poco que decir.

"Durante años ha estado muy controlada" dice el texto de Instagram, "tratada como un producto", algo que se ve reflejado, según el autor, en algunos de sus temas como "Lucky, Overprotected, Circus, Gimme More... Y en los videoclips, publicaciones en redes sociales, accesorios de las giras y sesiones de fotos que la muestran en muchas ocasiones en jaulas o con cadenas".

Pero esto no es lo más fuerte, según el autor Britney tiene una voz muy similar a la de Christina Aguilera, y por motivos de marketing la obligaron a cambiar su voz hacia un registro más suave, calificado como de 'baby'. Al parecer la gente que llevaba su carrera decidió crear un producto único y este fue el modo de hacerlo: "Esto no es saludable, y ha ido destruyendo su voz a lo largo de los años, por eso se sabe que usa playback".

Con el tiempo quiso hacer un álbum de pop acústico (2006) que quería llamar 'Original Doll', explica Brandon Hase, pero le cancelaron la idea porque no querían que cantara con su voz real.

Y esto no ha hecho más que empezar, hasta aquí se habla de su carrera, pero es que la vida personal de la artista no parece haber ido mucho mejor: "Antes de la crisis Britney estaba pasando por un divorcio público, tenía dos hijos menores de 2 años en ese momento y el foco mediático se centró en ella. Protagonizó portadas de revistas" y la lió en varias ocasiones mientras la perseguían los paparazzi, hasta las situaciones más embarazosas como intentar fotografiarla en un baño público.

"Después vino el momento en el que se rapó la cabeza, cuando se encerró en casa con sus hijos, cuando hablaba con acento británico o cuando empezó a usar peluca rosa allá donde iba, así como hacer la compra desnuda", una serie de sucesos que acabaron en hospitalización. Después de esto, tal y como podemos leer el 'post' mencionado y que podrás ver al final del artículo, su padre pidió que la internara de forma temporal en un centro de salud.

Después de pasar por el centro siguió trabajando, hizo Womanizer, promocionó Circus, hizo una gira mundial y siguió generando dinero. Pero aún así su padre consideró que no estaba bien y: "Pidió a los tribunales la tutela permanente por una supuesta demencia temprana que sigue hasta hoy, desde hace doce años".

En este momento se encuentra bajo la tutela de su padre y, pese a tener 38 años: "No se le permite hacer lo siguiente sin permiso: conducir un coche, casarse, tener hijos, gastar su propio dinero, ver en qué se gasta su dinero, ver a sus hijos, salir de su casa, contratar su propio abogado..." y mucho más. Si hace algo de ello sin permiso podrían internarla en el centro de salud mental.

 

 

 

 

La duda que le surge al autor del texto, llegados a este punto, es: "¿Si tan mal está cómo es posible que siga trabajando?". La verdad es que desde la lógica parece algo incompatible. Por eso ha surgido el movimiento 'Free Britney' para apoyarla en el proceso, un movimiento que pretende lograr su libertad. Esa libertad de la que supuestamente se le ha privado por su salud mental.

Y la conclusión final de Brandon Hase es que sus vídeos caseros bailando o haciendo cualquier cosa son ahora mismo su vida, lo único que puede hacer. Por eso pide respeto, por muy divertidos que puedan parecer los bailes no debemos reírnos de una persona que lo ha pasado tan mal, y que a día de hoy sigue teniendo muchos problemas, aparentemente: "Nadie merece esto", sentencia el autor. "Toda mujer quiere ver a sus hijos, hacer la música que quiera, ir a por un frappuccino con su coche sola...".

Pero por muy desgarradora que sea esta historia, el usuario encargado de contarla asegura que se ha dejado muchos detalles para no hacer un 'post' infinito.

Aquí tienes la publicación original: