Jordan Strauss

Brie Larson y el misterio de cómo acabó en el famoso (y poco legal) selfie de Kylie Jenner

Resuelto. 

CUORE.ES -

Anna Wintour ha prohibido expresamente que se saquen fotos en el interior del Museo Metropolitano de Nueva York durante la famosa gala que ella organiza anualmente y, por supuesto, eso solo ha conseguido que las celebs lleguen hasta extremos insospechados para conseguir un selfie en la noche más importante del mundo de la moda.

El más mediático de todos, por el número de rostros conocidos que consiguió reunir en un mismo plano, fue el que Kylie Jenner (22) se hizo en el baño del recinto junto a su hermana Kendall, su hermana Kim Kardashian, los raperos P.Diddy, Frank Ocean y ASAP Rocky; la cantante Paris Jackson, el actor Luke Sabbat, la esposa de Armie Hammer, Elizabeth Chambers; las modelos Slick Woods y Lily Aldridge y la ganadora de un Óscar Brie Larson.

La presencia de la intérprete entre ese grupo de famosos resultaba muy sorprendente, ya que nunca se ha movido en esos círculos sociales. Ahora ella misma se ha encargado de desvelar cómo acabó en ese popular selfie durante la entrevista que ha concedido a Sean Evans en el programa 'Hot Ones' mientras comía alitas de pollo con salsa picante.

En realidad, la actriz había acudido en tres ocasiones anteriores a la gala del Met y había conseguido evitar con éxito los servicios porque le constaba que los invitados se reunían allí para fumar y ella no soporta el olor del tabaco. Sin embargo, aquella noche no le quedó más remedio que entrar en el baño por motivos de fuerza mayor.

"Mi objetivo era entrar y salir lo más rápido posible. Estaba tratando de contener la respiración tanto tiempo como pudiera porque no quería inhalar el humo", ha desvelado.

Cuando se dio cuenta de que Kylie y compañía se estaban preparando para retratarse frente al espejo, no supo muy bien qué hacer porque no conocía realmente a ninguno de los presentes. "Al final alguien se dio la vuelta y me dijo: 'Relájate y posa'. Y dije: 'De acuerdo'. Esbocé una sonrisa que reflejaba claramente lo aterrada que estaba, porque no sabía si aparecía en la foto o no, y además lo único que quería era lavarme las manos", ha bromeado.

D.R.



Su principal preocupación era que su publicista se enfadara con ella por codearse con "esas personas", es decir, gran parte del círculo de las Kardashian-Jenner, pero también ha querido dejar claro que no se arrepiente de que exista una instantánea suya con ellas. "Creo que es bastante divertido", ha concluido.

¡Quién estuviera en su lugar!