UAT / GTRES

Prepárate porque entre Blanca Suárez y Mario Casas van a pasar... ¡Cosas preciosas!

Ella asegura que está enamorada, pero... ¿sabes de qué? Te lo contamos.

CUORE.ES -

En cada 'photocall' a los que asisten Blanca Suárez (31) o Mario Casas (33) intentamos saber algo más de su relación, pero ellos prefieren mantenerla de forma discreta, solo para sí, sin cámaras de por medio. No obstante, de vez en cuando bajan la guardia y se atreven a hablar un poquitín el uno del otro. Eso es lo que ha pasado en la presentación, en Madrid, de la nueva colección de pintalabios que ha creado la actriz para la marca Guerlain. (Por cierto, alucina con el vestido que ha elegido para el evento, el lazo es el protagonista).

 

 

"Sabéis que yo de estas cosas prefiero no hablar, pero agradezco el interés, intento estar bien siempre", ha dicho de forma tajante cuando le han empezado a preguntar sobre su 'churry'. Y, justo a continuación, en cuanto alguien ha mencionado que Mario Casas la había elogiado y halagado durante una entrevista en el Festival de cine de San Sebastián diciendo que es: "Un icono de iconos", ella ha respondido con una sonrisa, puesto que considera que es un título que ambos comparten a medias.

Las palabras medidas y elegidas para esta respuesta han sido las siguientes: "Que te echen piropos bonitos es un placer y siempre te gusta". Y no ha dudado en recompensar al actor por su guiño: "Pues supongo que diría lo mismo de él. Creo que hemos tenido vidas paralelas en muchos sentidos, así que yo pienso que él es lo mismo: es un icono de su generación". 

 

Vamos, que podríamos decir que están juntos porque se entienden, han pasado por situaciones similares y pueden llegar a comprenderse en las buenas y en las malas. Además, ambos son artistas y saben todo aquello en lo que consiste la profesión (ausencias, fiestas, agendas apretadas...).

La de 'Las chicas del cable', la serie de Netflix que tendrá sexta temporada, ha aprovechado para hablar de su último viaje relámpago a Costa Rica, para cambiar de tema ¡ya está bien de hablar de Mario, hombre! Ha confesado que está "enamorada" de este país y de sus bondades, pese a que tuvo que lidiar con "500 picaduras" e incluso con un grupo de traviesos mapaches: "Después de una racha bastante intensa de trabajo, me fui casi improvisadamente a Costa Rica: quería estar en contacto con la naturaleza y desconectar. Ha sido breve, pero intenso y maravilloso".

Antes de despedirse ha pensado en las futuras vacaciones de nuestros lectores: "Os recomiendo, si no habéis ido, que vayáis a Costa Rica porque es naturaleza en estado puro y eso incluye animales grandes y pequeños, muchos y en todos los sitios". ¿Te apuntas a hacer el viaje?