Jesus Briones / GTRES

Blanca Suárez intenta ser sexy en la playa (pero le sale mal)

Y lo comparte con nosotros porque ella es así de salá'.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

No es la primera vez que Blanca Suárez (30) se ríe de sí misma vía Instagram. Y mira, la verdad es que se lo agradecemos un montón porque en plena época estival estamos un poco cansados de ver tanta perfección y tanto posado perfecto a pie de playa. ¿Puede que estemos un poco celosos de las súper vacaciones de algunas celebrities? Puede, pero este no es el caso. Tras haber disfrutado de un 'Orgullo' comiéndose a besos a su chico, Mario Casas, y de haber pasado por el festival 'Madcool', Blanca Suárez ha decidido que ya era hora de mostrarnos un poco la realidad de algunos de sus posados. 

Así pues, ni corta ni perezosa la actriz de 'Las chicas del cable' se ha tirado a la piscina, bueno al mar, para hacernos partícipes de un 'behind the scenes' en el que intentaba hacerse la sexy pero las inclemencias de la naturaleza (mar, viento, arena...) se lo ponían un poco difícil.

"Descripción real de cómo me he levantado hoy. También podría ser de los últimos días. Aquí pretendía hacer una foto sexy de esas que ves en redes tumbada en la playa. Y la vida me enseñó que yo vine a este mundo a otra cosa", ha escrito en la primera de las imágenes que, la verdad, no tiene desperdicio.

INSTAGRAM

Amiga Blanca, no te preocupes que a nosotros nos pasaría lo mismo. Y oye, incluso en esta posición nos parece que estás estupenda. Pero por si no nos había quedado claro que a Blanca lo de posar así se le da regular, quiso hacerse 'zoom' a ella misma. Y solo los más valientes hacen 'zoom', que lo sepáis.

INSTAGRAM

Bueno, bueno, fantasía hecha fotografía. Nos encanta este momento "mi cara se exfolió contra la arena". Y sí, todos hemos vivido este momento de "manitas de resignación" cuando estamos intentado no hacer la croqueta y llenarnos de arena nuestras partes más íntimas y nobles.

INSTAGRAM

Pero como bien dice el refrán, a la tercera va la vencida y Blanca Suárez nos regaló este momento final de "mira, pues ya lo dejamos así". Pero vaya, que como ella dice nosotros también pensamos siempre eso de "ojalá que nadie me haya visto". Tranquila querida porque nos hemos sentido totalmente identificados.