SplashNews.com / GTRES

Camila Cabello y Shawn Mendes en los Premios MTV: por qué no se besaron

Para todo en la vida hay una explicación.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

La actuación de Camila Cabello y Shawn Mendes en los MTV Music Awards ha sido, aquí entre nosotros, espectacular. Se subieron al escenario de la gala para interpretar mano a mano 'Señorita', y claro, el público se volcó con ellos. Eso sí, nos ha faltado (a nosotros y a todos los fans de la pareja) algo tan sencillito como un besazo que sellara la relación y la actuación. Era obligado pero se les ha escapado. O no. Y en este caso hay una explicación. No hagas 'zapping' que te lo contamos.

GTRES

Enamorados están. Un rato.


Incendiar un escenario como el de los Premios MTV a la mejor música del año es todo un reto (que lo diga nuestra Rosalía), pero para hacerlo a veces toca cruzar la delgada línea que separa lo personal de lo profesional. Tanto es así que hasta Sophie Turner, Joe y Nick Jonas se encontraban en la platea deseando tanto o más que nosotros ver el beso. Estaban tan expectantes que no podían ni disimularlo. Sus reacciones se han vuelto virales, que lo sepas. Ellos, al igual que todos en nuestras casas, esperaban una demostración de cariño un pelín más contundente.

Todos nos hemos sentido así.



Y es que desde que iniciaron su relación, Camila Cabello y Shawn Mendes no se separan ni a sol ni a sombra, así que nadie se explica por qué no se fundieron en un beso al final de la actuación. ¡Hasta los animaron a que lo hiciesen!

"Los MTV VMA's han terminado pero seguimos esperando ese beso", bromeaba Joe en su cuenta de Twitter junto al vídeo que, mientras tanto, se ha vuelto viral. Y es que no es para menos. ¿Por qué no se han besado estos dos?

Pues por un motivo muy sencillo, mejor, puede hasta que no lo hayan hecho por varios motivos. Lo primero, no les ha salido. Lo segundo, están empeñados en no demostrar su cariño en público (poco probable, pero oye, cada uno sabe de sí). Es más, ya los hemos visto besarse en ocasiones anteriores, así que esta ni siquiera hubiese sido la primera vez. Por último, tenía ganas de que se hablara de su trabajo y no de su relación. Fracaso absoluto. Solo se habla del NO beso.