GTRES

Para los Beckham, el tamaño importa (y mucho)

Adivina quién la tiene más larga...

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Hace días veíamos cómo Victoria y David Beckham (44) ponían rumbo a Miami con toda la prole con tal de pasar una semana 'muy maja' en la casita que se han comprado hace un par de años en una de las zonas más exclusivas de la ciudad. Así es la vida de los muy ricos (de los podridos de ricos), y la verdad es que tiene que molar. ¿Sabes de qué tipo de mansiones te estamos hablando? Pues de unos pedazos de casoplones con vistas a jardines inmensos que suelen tener acceso a muelles privados en los que cada uno atraca su barquito. Sí, sí. Gente de la talla de los Beckham se mueve por la ciudad de las palmeras en sus propias embarcaciones. ¿Cuántas tienen? Que sepamos, dos. Una grande y la otra el doble de grande. Que sí, lectora, que la envidia es muy mala y todo lo que quieras, pero la verdad es que impacta. Unos con tanto, y otros con tan poco.

Posado familiar en Miami.

 

Solo en Miami, la pareja formada por la diseñadora de moda y el exfutbolista cuenta con una vivienda y dos barquitos. Pues sucede que la cosa entre ellos va de tamaños. Y no es David quien la tiene más larga (la embarcación, no seas malpensada). El yate enormérrimo que verás a continuación es de la ex Spice Girl. El más pequeño es de David Beckham. Por si dudas quedaban sobre quién maneja los millones en esta relación... Por cierto, ¿te imaginas una conversación entre estos dos? Algo así como: "¿Un paseíto en el tuyo o en el mío?", le pregunta David a su esposa. "Mejor en el tuyo porque se aparca mejor", le contesta Vicky refiriéndose a la dificultad para atracar una embarcación de grandes dimensiones. Todo muy real, vamos.

D.R.

Listos para zarpar.

Para el exfutbolista, Miami se está convirtiendo en su primera casa. David pasa cada vez más tiempo alejado de Londres, ciudad en la que vive el resto de la familia menos Brooklyn, que estudia Fotografía en Nueva York. Beckham cruza muchas veces el charco pero no lo hace porque esté mal con su mujer. Para nada. El motivo es otro y tiene que ver con los negocios en los que anda metido. 

Es el propietario del Inter de Miami, uno de los equipos de fútbol locales, y acaba de presentar el espectacular diseño de Freedom Park, el futuro estadio del club. El Inter de Miami es la gran inversión empresarial de David Beckham, y de hecho está a punto de debutar en la liga de fútbol de Estados Unidos (lo hará al año que viene). Por todo esto, es normal que el icono del fútbol inglés le esté dedicando tanto.