ENT / GTRES

Barbara Palvin se gana las alas de 'ángel' de Victoria's Secret

¡No intentes volar con ellas!

CUORE.ES -

La modelo Barbara Palvin se ha ido labrando progresivamente un gran prestigio en la industria de la moda y, a sus 25 años, ya puede presumir de haberse consagrado como una de las estrellas de las pasarelas más codiciadas del momento.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

🧡

Una publicación compartida de Barbara Palvin (@realbarbarapalvin) el

Sin embargo, ha sido ahora cuando la húngara, que mantuvo una relación fugaz con el cantante Niall Horan, ha llegado, según ella, a lo más alto de su carrera al convertirse oficialmente en uno de los famosos 'ángeles' de la firma de lencería Victoria's Secret.

"He hecho todo lo posible por mantener el secreto en los últimos tres meses, pero ya puedo decirlo abiertamente. ¡He alcanzado la cima de mi trayectoria!", ha anunciado orgullosa y entusiasmada en conversación con la revista People.

"Cuando tenía 13 años recuerdo ver uno de los grandes desfiles de Victoria's Secret y decirme a mí misma: 'Algún día estaré allí'. Y ahora creo que estaba predestinada a vivir este momento, porque me han contratado justamente cuando me siento más feliz y a gusto con mi imagen y mi cuerpo", ha añadido.

Hay que recordar que Barbara, que sale con el actor Dylan Sprouse (el de 'Zack y Cody'), ya ha colaborado en varias ocasiones con la compañía al protagonizar varias campañas publicitarias, por lo que su reciente conversión en 'ángel' debe ser entendida realmente como un ascenso a esa élite de la que en su momento formaron parte leyendas como Gisele Bündchen o Adriana Lima.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Barbara Palvin (@realbarbarapalvin) el

"Tres o cuatro años después de imaginarme a mí misma allí, tuve la suerte de participar en una sesión de fotos para la línea de productos 'PINK', y ahora por fin he llegado a lo más alto. Me siento muy agradecida", ha señalado en la misma entrevista antes de dar a conocer la reacción de sus padres a la noticia. "Estaban en medio dormidos porque eran las cinco y media de la mañana, pero se emocionaron mucho. Mi madre lloró un poco y mi padre me dio un golpecito en el hombro, como acostumbra a hacer cada vez que le doy una buena noticia", ha apuntado