@barrefaeli / INSTAGRAM

Bar Refaeli se libra de la cárcel, pero su madre no

Y multaza al canto.

MONICA HERAS | CUORE.ES -

No te hemos contado mucho acerca del caso de Bar Refaeli y sus líos fiscales, pero después de conocer la sentencia que el Ministerio de Justicia israelí ha dictaminado tienes que saber toda esta trama con lujo de detalles porque hay muchos millones y cárcel de por medio.

via GIPHY

La modelo llevaba desde el año 2015 siendo investigada por la fiscalía de su país por evasión fiscal. Resulta que cuando vivía en Estados Unidos con Leonardo DiCaprio (45) dejó de pagar impuestos en Israel alegando que no tenía allí su residencia pero no coló, ni siquiera cuando el padre del actor aportó pruebas para intentar demostrar dónde vivía, así que tuvo que involucrarse su familia, ¿cómo? falsificando el domicilio fiscal.

El asunto tiene mucha tela y en enero Tzipi Refaeli, la madre de Bar, se ofreció voluntaria para ir a la cárcel a cambio de que su hija solo hiciera trabajo comunitario para poder seguir cuidando de sus tres hijos (acababa de dar a luz al más peque). Al parecer tanto ella como el padre han sido investigados por presunto lavado de dinero y encubrimiento, tras alegar que eran beneficiarios de unas cuentas que en realidad eran de su hija.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

🧜🏼‍♀️

Una publicación compartida por Bar Refaeli (@barrefaeli) el

Finalmente han llegado a un acuerdo con la ley en el que Bar ha sido sentenciada a nueve meses de cárcel que serán sustituidos por trabajos comunitarios y el pago de 1,3 millones de euros. La que no se ha librado ha sido su madre, que ha sido condenada a 16 meses a prisión. ¡Madre mía!

Los abogados de la ex de Leo han emitido un comunicado en el que “asume toda la responsabilidad por los errores cometidos y pagará el precio por ellos”. También lamenta este “periodo difícil” por el que está haciendo pasar a su familia, especialmente a su madre. Ella siempre se ha declarado inocente de los cargos puesto que el dinero lo ganó en Estados Unidos, por lo que no estaba obligada a declararlo en su país... a ver, ¿dónde lo declaró finalmente? Porque eso no nos queda muy claro, querida Bar.