Pierre Perusseau / Bestimage / GTRES

Aurah Ruiz, entre patada y patada... ¡Pullita para Jesé Rodríguez!

Todo no puede ser deporte.

JUANDE CORRALES | CUORE.ES -

Para poder presumir de melocotón al natural, hay que darle un poquito al gym, y si no, que se lo digan a Aurah Ruiz.

Entre los cuidados y la atención que necesita su hijo, el tiempo que dedica a lanzar dardos a su exnovio Jesé Rodríguez y su trabajo de subir la temperatura de las redes, la extronista de 'MYHYV' tiene que sacar tiempo para darlo todo en el gimnasio y mantenerlo todo el su sitio (la gravedad puede hacer estragos).

aurah.ruiz / INSTAGRAM

Ahora bien, eso de que el deporte te ayuda a desconectar, a desfogar, a salir de la rutina, etc. poco tiene que ver con Aurah. Ella entre patadita y patadita para hacer glúteos, aprovecha y sube Stories que dan para pensar...

El primero consiste en la definición de resilencia: "La resilencia es la capacidad de hacer frente a las adversidades de la vida, transformar el dolor en fuerza motora para superarse y salir fortalecido de ellas", se lee en el Stories de Aurah, que continúa: "Una persona resilente comprende que es el arquitecto de su propia alegria! y su propio destino!".

¿Será eso lo que hace Aurah el el gym, transformar el dolor en fuerza motora? Probablemente. Y hablando de probabilidades, el otro Stories, tiene muchas papeletas para ser su nuevo dardo a Jesé: "Todo aquel que obra mal, al final le irá mal. Puede que en un principio las cosas le salgan como las haya planeado, pero tarde o temprano Dios se encargará de pasar factura, pues la justicia Divina es algo de lo que NADIE PUEDE ESCAPAR".

Y más ancha que larga, ha seguido con las pataditas, como si no hubiera soltado nada...

aurah.ruiz / INSTAGRAM

Después del entrenamiento, no te pienses que ha cambiado de tema... Aurah Ruiz ha seguido (y pum pum), y tras contar que su sueño (y el nuestro) sería que su hijo "sanara milagrosamente", la extronista ha escrito en otro Stories: "La hipocresía es la máscara de los idiotas. Nadie puede ocultar para siempre la miseria de un pobre corazón", firmando el texto un tal "Karma".

Y hasta aquí el capítulo de hoy.