GTRES

¡Atiende! Te contamos el culebrón por el que Colin Firth se ha separado después de 22 años de matrimonio

¡Nos hemos quedado muertos!

MONICA HERAS | CUORE.ES -

Seguro que conoces a Colin Firth por su papel del impecable Mark Darcy en 'El Diario de Bridget Jones', pues si no sabes nada de su vida privada vamos a ponerte al día porque ahí donde lo ves, acaba de protagonizar una historia digna de ser contada en capítulos por alguna plataforma de 'streaming'.

via GIPHY

Te ponemos en situación, ha estado casado con la productora italiana Livia Giuggioli desde hace 22 años y tienen dos hijos, Luca y Matteo, de 18 y 16 años, respectivamente. Pues bien, eran considerados como una de las parejas más estables de Hollywood hasta que han anunciado el fin de su matrimonio a través de un comunicado enviado por sus representantes: “Colin y Livia Firth se han separado. Mantienen una estrecha amistad y permanecen unidos por el amor que sienten por sus hijos”.

La cosa podría pintar tediosa: muchos años juntos, el aburrimiento, monotonía... pero no amiga, detrás de esta declaración hay una historia de infidelidad, acoso y muchas mentiras. Resulta que entre el 2015 y el 2016 la pareja decidió darse un tiempo (sí, como Ross y Rachel en 'Friends') y en ese lapso, Livia tuvo un 'shippeo' de 11 meses con un amigo de la infancia, el periodista italiano Marco Brancaccia, de la cual nunca se supo nada hasta que comenzó la tragedia.

via GIPHY

Colin y Livia se dieron otra oportunidad, pero todo se empezó a ponerse raro cuando el año pasado la pareja puso una denuncia a Marco por acoso, declarando que estaban viviendo momentos aterradores por la constante persecución y los mensajes abusivos del periodista, entre los que estaban unas fotos de la italiana desnuda. La pareja intentó mantener en secreto que habían mantenido una relación, pero cuando las investigaciones comenzaron no tuvieron más remedio que contarlo todo. 

La versión de Brancaccia es bien distinta y admite que solo le mandó un correo al actor en un momento de calentón y que se arrepiente de haberlo hecho, pero que de ahí a que los haya estado acosando, hay un gran paso: "La realidad es que Livia y yo nos conocemos desde que éramos jóvenes y después tuvimos una relación amorosa de 11 meses entre 2015 y 2016. Terminó en junio de 2016 y no volví a llamarla. Le envié dos mensajes de WhatsApp, una felicitación de cumpleaños por mensajes de texto y un correo electrónico a Colin, que realmente lamento”.

Finalmente retiraron la denuncia... un poco extraño, ¿no crees? Lo cierto es que parece que la aventurlla pasó factura y el matrimonio ha decidido poner punto final a lo suyo. Vamos, que esto no lo arregla ni Mary Poppins.