ENT / GTRES

Anonymous reabre el 'Pizzagate': todo sobre las lágrimas de Justin Bieber en 'Yummy'

Parece que Justin quería decirnos algo con su videoclip. 

ROCIO ROBLEDO | CUORE.ES -

El grifo de los rumores en redes sociales se ha abierto y ya no hay quien lo cierre, y todo 'por culpa' de la red de hackers Anonymous. Gracias a estas filtraciones el mundo está conociendo informaciones que de ser ciertas, pondrían las altas esferas políticas patas arriba y podrían acabar con sus altos cargos en la cárcel. Si eres tuitera sabrás de lo que te hablamos. Anonymous sigue siendo TT, al igual que Avicii, Paul Walker y más famosos relacionados con estas delicadas informaciones. Ahora se une a la lista el nombre de Justin Bieber (26) y su relación con el conocido 'Pizzagate' en su vídeo musical 'Yummy'. Te ponemos en contexto, tranqui. 

Después de conocer que supuestamente el dj Avicii y el actor Paul Walker fueron asesinados por ser conocedores de informaciones comprometedoras sobre políticos como Jeffrey Epstein, que estaban detrás de una red de pedofilia, ahora los de Anonymous reabren el Pizzagate, una teoría conspirativa que surge y se hizo muy viral tras las elecciones presidenciales de EE.UU en 2016.

¿Y qué tiene que ver con la pizza? Pues resulta que los defensores de esta teoría decían que los correos de John Podesta, gerente de campaña de Hillary Clinton, contenían mensajes codificados que conectaban a varios restaurantes estadounidenses y funcionarios del Partido Demócrata con una red de tráfico de personas y abuso sexual infantil. En ellos hablaban de pizza, helado y hot dogs. Además, se decía que la pizzería Comet Ping Pong de Washington era una tapadera para esta red de abuso sexual de menores. 

En este medio lo explican muy bien: 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El #Pizzagate es una TEORÍA CONSPIRATIVA que surge a raíz de las elecciones presidenciales de EE.UU en 2016. En marzo de ese año, el correo electrónico de John Podesta, gerente de campaña de Hillary Clint*n, fue hackeado y WiKiLeaks publicó sus correos en noviembre de 2016. Los defensores de esta teoría conspirativa afirmaron que los correos contenían mensajes codificados que conectaban a varios restaurantes estadounidenses y funcionarios de alto rango del Partido Demócrata con una supuesta red de tráfico de personas y abuso sexual infantil. En esos emails se hablaba en clave y todos los mensajes carecían de sentido. Los correos que se enviaban hacían referencia a fiestas y comida en la que no había información contundente. Hablan de pizza, helado y hot dogs. Decían cosas extrañas: "¿Cómo crees que me iría mejor jugando al dominó? ¿con queso o pasta?" "Amaría tener una pizza durante una hora”. Por otro lado Hillary envió un correo a Podesta diciendo que "sacrificaría una gallina a Moloch en el jardín". Moloch es un dios al que sacrificaban niños. Se puede ver en la Biblia. Levítico 18:21, 1 Reyes 11:7 Está demostrado que este es un código que utilizan habitualmente los pedófilos. A toda esta élite se la relacionaba con James Alefantis, el dueño de una pizzería llamada "Comet Ping Pong", en Washington, D.C. Este sitio, según la teoría, era un lugar de encuentro para el abuso ritual satánico. En el Instagram del Alefantis se encontraron cosas extrañas: niños pequeños con dinero, atados con cinta, cuartos extraños, pasadizos, hashtags como #killroom (cuarto para matar) o #chickenlover (hombre mayor interesado en niños o chicos menores que él). El FBI ha hecho públicos en numerosas ocasiones documentos oficiales con símbolos que representan a grupos de pedofilia para que cualquier persona que los viese, lo denunciase. Un símbolo importante que aparece en una de las pizzerías involucradas en esta teoría es la expuesta en la imagen 2. Significa: amante de los niños. Cuando esto se hizo público el establecimiento cambió el logo y retiró las líneas del triángulo. (Continua leyendo en las imágenes del post).

Una publicación compartida de 𝕖𝕤.𝕕𝕖𝕔𝕚𝕣 (@es.decirdiario) el

Pero... ¿Qué tiene que ver todo esto con Justin? Pues parece que Justin 'esconde' en su videoclip 'Yummy' algunas pistas sobre una presunta red de pedofilia, una red de la que él mismo fue víctima al parecer. Muy fuerte. ¿Es 'Yummy' una denuncia? Veamos de nuevo el videoclip. 

En el vídeo aparece Justin en un restaurante 'de dineros' y rodeado de adultos mientras unos niños tocan música. Al final del tema, Justin se queda solo en el lugar y la cámara enfoca a un plato con un trozo de tarta que desaparece y al momento se ve la cara de Justin de pequeño. ¿Quiere decir que él también se vio afectado por todo esto? 

Puede ser, ya que circula un vídeo por redes donde vemos cómo al cantante le costaba mucho concentrarse en el rodaje de su propia canción. De hecho, no paraba de llorar... 

Sin embargo los fans aseguran que estaba así porque lo de su enfermedad le afectó mucho: sufre la enfermedad de Lyme desde 2018. 

Las redes no paran de hilar y piensan que la canción de Justin está totalmente relacionada con el 'Pizzagate'. ¿Será cierto?