Jordan Strauss / GTRES

Ni Globo de Oro ni nada: Ana de Armas pasa de premios por esta razón (y la entendemos)

Normal, así tiene menos que limpiar en la estantería. 

CUORE.ES -

La actriz Ana de Armas (31) ha reconocido abiertamente que no le ilusionaba demasiado la idea de ganar ese Globo de Oro al que estaba nominada de cara a la gala del pasado mes de enero de 2019, por su elogiado papel en la cinta 'Puñales por la espalda', única y exclusivamente por el miedo que la invadía ante la perspectiva de tener que subir al escenario y mirar cara a cara al sinfín de estrellas de Hollywood que allí se dieron cita.

Mira Ana, no nos extraña. 


"La candidatura fue algo totalmente inesperado para mí, y obviamente fue un reconocimiento que me hacía sentir muy orgullosa y halagada. Pero estaba muy nerviosa y puedo decir que una parte de mí prefería que no ganara, para no tener que subir al escenario y dar un discurso. Al principio pensé: '¿Pero qué voy a hacer ahí arriba delante de toda esta gente'?", ha confesado la actriz hispanocubana en conversación con la revista Porter.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de A N A D E A R M A S (@ana_d_armas) el


La nueva 'chica Bond', que debutará como tal la próxima primavera con el estreno de 'Sin tiempo para morir', se percató poco después de que tampoco se encontraba precisamente en una sala repleta de desconocidos, teniendo en cuenta de que uno de los famosos de Hollywood relativamente más intimidantes, Robert De Niro, sabía perfectamente quién era al haber trabajado juntos en una película.

"Por supuesto que conocía gente, Rian (Johnson, director de 'Puñales por la espalda), a los actores de mi mesa. Luego empecé a mirar de un lado a otro y me encontré a Robert De Niro, con el que ya había trabajado, y a Todd Phillips (director de la premiada 'Joker'), con quien también había hecho una película. Así que empecé a relajarme un poco", ha añadido sobre el punto de inflexión que la llevó a cambiar de postura con respecto a su nominación. Finalmente, la estatuilla fue a parar a la posteriormente oscarizada Laura Dern.