GTRES

Amy Schumer y su embarazo 'eco-friendly'

Solo utiliza cosméticos saludables.

CUORE.ES -

Teniendo en cuenta que buena parte de su proceso de gestación se ha visto marcado por las náuseas y los vómitos constantes que ha padecido a cuenta de la hiperémesis gravídica que le fue diagnosticada en el primer trimestre, resulta comprensible que la actriz y humorista Amy Schumer haya terminado de concienciarse durante el embarazo sobre la necesidad de cuidarse al máximo y a todos los niveles tanto por su bienestar como por el de su futuro retoño, fruto de su matrimonio con el reputado chef Chris Fischer.

En ese sentido, además de optar por una alimentación más variada y saludable y hacer todo el ejercicio físico que le permite su estado, la estrella de la comedia se ha desecho definitivamente de algunos de los cosméticos más tóxicos que poblaban su cuarto de baño y, en su lugar, ha recurrido a productos "limpios" y exentos de químicos que puedan resultar perjudiciales para su piel y el resto de su organismo.

"Me enteré de que había una nueva marca llamada 'Beautycounter' que comercializaba cosméticos limpios. Me encantan sus productos y por eso les llamé para involucrarme todo lo posible en su campaña para que la belleza vaya ligada a la salud y la sostenibilidad", ha compartido la intérprete en un vídeo publicado en sus redes sociales.

"Ahora que ya no solo tengo que cuidar de mí misma, sino también de un bebé que crece en mi interior, tengo que ser mucho más responsable con mi consumo y con los artículos que utilizo en mi día a día", ha añadido en la misma grabación.

Por si eso no fuera suficiente, la simpática artista también ha ofrecido a todos sus seguidores un pequeño truco para sentirse como si acabaran de "salir de una catarata" y, de paso, intensificar al mismo tiempo el atractivo físico y olfativo que generan entre sus parejas o potenciales amantes.

"Me gusta ponerme un poco de manteca de karité en el cuello, concretamente en la línea de la clavícula, ya que eso puede resultarle muy sexy a un montón de gente. Y creo que a todos nos gusta sentirnos de vez en cuando como si acabáramos de salir de una catarata de agua limpia y cristalina", ha bromeado.