GTRES

Amber Heard y las personas "poco saludables"

¿Relaciones tóxicas, tal vez?

CUORE.ES -

En el historial romántico de Amber Heard destaca por encima de cualquier otra relación su mediático divorcio de Johnny Depp (55) entre acusaciones de malos tratos, aunque mucho antes de conocer al actor ya había protagonizado una larga historia de amor de cuatro años con la fotógrafa Tasya van Ree -por quien llegó a cambiar legalmente su apellido por el de ella- y tras separarse mantuvo un intermitente noviazgo con el fundador de Tesla Elon Musk que, según ambas partes, acabó de forma cordial.

Sin embargo, a ella no se le escapa que la gran parte de sus idilios tienen un denominador común: que no llegaron en el momento adecuado o que no eran con la persona correcta, y en consecuencia acabaron resultando perjudiciales para ella, como le han advertido en un sinfín de ocasiones, de forma preventiva o a posteriori, sus allegados.

"Antes era una especie de broma dentro de mi pequeño grupo de amigos, me llamaban Calamidad. Con [Tasya], solían decir: 'Eso fue raro, pero no podrá ponerse peor'. Y entonces...", explica la intérprete en una nueva entrevista a la revista Marie Claire, sin llegar a mencionar nunca su turbulento matrimonio con la estrella de Hollywood. "La verdad es que hacia quién se siente atraído uno dice mucho de esa persona", se ve obligada a reconocer. "Y lo cierto es que yo no me siento atraída necesariamente hacia... situaciones saludables. Pero tengo esperanza. Espero poder encontrar alguien bueno hacia quien me sienta atraída. Es algo que deseo con todas mis fuerzas".

En opinión de la guapa artista, sus elecciones en materia amorosa siempre han sido mucho más acertadas cuando se ha tratado de sus compañeras sentimentales: "Jo*er, sí, claro que sí", admite.

Por otra parte, Amber ha pagado un alto precio a cambio de no esconder o hacer pasar por meras amistades sus romances con mujeres.

"La gente siempre habla del sentimiento de alivio que experimentaron tras 'salir del armario'. Cuando les escucho no puedo evitar sentir cierta envidia porque mi experiencia fue justo la contraria. Resultó devastador y sufrí muchísimo. Yo ni siquiera estuve nunca dentro de un armario".

La actriz de 'La liga de la justicia' y 'Aquaman' nunca ha ocultado su orientación sexual -cuando le preguntan, evita definirse como bisexual o cualquier otro calificativo, alegando que es "humana y me gusta quien me gusta"- independientemente de si en ese momento concreto tuviera novio o novia, pero sí se ha negado de forma rotunda a exagerar o fingir su atracción hacia el sexo opuesto.

"Si en algún momento hubiese aparecido un hombre en mi vida con quien hubiese podido escapar todas esa narrativa errónea y altamente politizada, pues sí, me habría encantado. Pero tendría que hacer sido algo auténtico. Y sí, claro que me preguntaron si quería salir con otro actor que también 'valoraba mucho su vida privada'".