¡Aquí hay movida! Amber Heard le toca los testigos a Johnny Depp

El divorcio interminable.

CUORE.ES -

La batalla legal de Johnny Depp (55) y Amber Heard estaba lejos de acabar cuando firmaron el acuerdo legal para finalizar su matrimonio que incluía además una cláusula de confidencialidad firmada por ambas partes y cuyo objetivo era, en un principio, evitar que se airearan los trapos sucios de su convivencia.

Pese a ello, a lo largo de los últimos meses ambos se han pronunciado de manera directa o indirecta acerca de su ruptura y de las acusaciones de violencia física y emocional que la actriz asegura haber sufrido a manos de Depp, lo que ahora ha llevado a este último a presentar una demanda por difamación contra su exmujer en respuesta al artículo que ella escribió el acerca de su experiencia como víctima de malos tratos y de las represalias que sufrió a nivel laboral por atreverse a romper su silencio al respecto.

Vaya papeleta, amigo. | SplashNews.com / GTRES

En los documentos presentados ante la justicia, Johnny Depp afirma contar con los testimonios de cuatro empleados y un vecino que habrían declarado bajo juramento que Amber no mostraba ninguna lesión visible en los días posteriores al 21 de mayo de 2016, cuando ella sostiene que él la golpeó durante una acalorada discusión.

Trinity Esparaza, la dueña del servicio de conserjes del edificio donde residía la pareja en ese momento, habría desvelado que solo vio a Amber con marcas y cortes en el rostro a partir del 27 de ese mismo mes, es decir, después de que solicitara la orden de alejamiento contra su entonces aún marido. Ese detalle le llevó a revisar las cámaras de seguridad del edificio en busca de pruebas de que estaba mintiendo y la conclusión a la que habría llegado es que la cronología de la supuesta agresión no encajaba, ya que ella se había cruzado con la actriz en varias ocasiones antes sin apreciar ningún signo de violencia.

Un guardia de seguridad llamado Alex Romero habría ofrecido una declaración en esa misma línea, sosteniendo que esa semana él había coincidido en varias ocasiones con Amber y no había visto nada que pudiera sugerir que había recibido recientemente un puñetazo o un golpe similar en la cara. Otros dos empleados del inmueble también afirman haber visto a Amber sin marcas evidentes en la cara esos mismos días.

Los representantes legales de Johnny Depp han recalcado además que dos agentes de policía ya afirmaron bajo juramento que no apreciaron ninguna herida en ella cuando la examinaron cuidadosamente el mismo 21 de mayo. En la demanda se han incluido 87 nuevos vídeos tomados por las cámaras de seguridad del edificio para respaldar su versión de los hechos, según la cual Amber Heard no fue víctima de violencia doméstica, sino la responsable de infligirla, poniendo como ejemplo un incidente que habría tenido lugar al poco de que se casaran, durante el que ella le habría arrojado una botella de vodka a Depp que le cortó los dedos y le obligó a recibir puntos de sutura.

En resumen, Johnny le ha reclamado a su exmujer 50 millones de dólares en concepto de indemnización por haber elaborado toda una farsa en torno a su persona solo para ganar notoriedad e impulsar su carrera.

Ella ha respondido a través de sus abogados insistiendo en que Depp solo está tratando de silenciarla al ser incapaz de aceptar su propio comportamiento abusivo. Sobre lo que no ha querido pronunciarse, sin embargo, han sido las acusaciones de que ella le había sido infiel a Depp con Elon Musk, su exnovio, durante la duración de su matrimonio, como sostiene el actor en la demanda que ha presentado, detallando que la supuesta aventura habría comenzado semanas después de su enlace.

Elon Musk y Amber Heard pillados juntos | MEGA / GTRES

El actor asegura que Amber habría invitado al empresario y fundador de Tesla a la casa que ellos dos compartían en Los Ángeles en marzo de 2015, mientras él se encontraba ausente por motivos de trabajo, y que contaría con las declaraciones del personal del inmueble para respaldar su relato.

Elon Musk, por su parte, sí ha salido al paso de esa historia para desmentirla: "Elon y Amber no empezaron a verse hasta mayo de 2016, e incluso entonces lo hacían de manera poco frecuente. Su relación como tal no adquirió un cariz romántico hasta tiempo más tarde", ha aclarado un representante.