CW

Allison Mack ('Smallville') se declara culpable en el caso de tráfico sexual

Parece que el 'orange' va a ser su 'new black'.

CUORE.ES -

Si, como millones de personas, te enganchaste a las aventuras del joven Superman en la serie para adolescentes 'Smallville', seguramente no hayas olvidado a Chloe Sullivan, el personaje interpretado por Allison Mack, que empezó siendo una buena chica pero acabó teniendo su lado oscuro al unirse a Lex Luthor. Bueno, pues ahora ella misma ha dado un giro de guion pero a su vida real, porque la actriz acaba de declararse culpable en un caso de tráfico sexual que saltó a la luz en la primavera de 2018.

La fiscalía acusa a la actriz de haberse encargado de reclutar a esclavas sexuales para el grupo de autoayuda (en muchos casos denominado como secta por algunos de sus exmiembros) Nxivm y un subgrupo que nació dentro del mismo denominado DOS, una especie de sociedad secreta solo para mujeres donde aparentemente eran forzadas a dar servicio sexual a Keith Rainiere, fundador de ambos movimientos.

Por ello, Allison acudió a un juzgado de Brooklyn el 8 de abril, y responder así por los cargos que se le imputan de tráfico sexual y trabajos forzosos. Como uno de los miembros más importantes de estas organizaciones (hay seis acusados en total), si finalmente recibe condena por todos los cargos, la actriz se enfrentará a unas penas mínimas de 15 años.

Sin embargo, parece muy probable que finalmente acabe llevando el uniforme naranja carcelario, ya que ella misma, después de intentar pedir algo de tiempo para negociar sus condiciones al tratarse de un personaje público (se le denegó, por cierto), se ha declarado culpable de todos los cargos. Todo, a pesar de que algunas de las jóvenes que estuvieron bajo su tutela en Nxivm, la describen como una persona "increíblemente intimidante, cruel y severa."

"La noticia de Allison Mack declarándose culpable lleva consigo una gran satisfacción y alivio," ha asegurado a People la actriz Catherine Oxenberg, cuya hija, India, también perteneció al grupo. "Los hijos de nadie más serán seleccionados, ni acabarán trastornados ni serán objetivo de los depredadores de esta organización criminal manipuladora y corrupta. Allison finalmente ha despertado pero a qué precio. Esta mujer tuvo el mundo en sus manos y ahora se enfrenta a la cárcel."

Su compañera de serie, Kristin Kreuk, simplemente se desvinculó del asunto en 2008, cuando también fue señalada como integrante de este peligroso grupo: "Las acusaciones de que yo estaba en el círculo más próximo o recluté mujeres como esclavas sexuales son descaradamente falsas. En el tiempo que estuve allí, nunca participé en ninguna actividad ilegal o vil. Me horroriza y me entristece todo lo que ha salido sobre DOS."