GAA / GTRES

Alfonso Merlos y Arturo Requejo comparten algo más que chuleo

Y tiene que ver con su currículum.

HENAR LANGA | CUORE.ES -

El salseo del #MerlosPlace parece escrito por los guionistas de las telenovelas turcas que más nos gustan. Cuando parece que nada podía enredarse más en esta historia va y aparece otro personaje más. Sí, hablamos de Arturo Requejo, el ex-novio de Merche, que tuvo un chuleo con Alexia Rivas mientras la cantante afirmaba en televisión que seguían juntos en 'Viva la vida'. Pero es que este chico y Alfonso Merlos tienen más en común de lo que crees.

No, el tema no va de sus vidas amorosas. La otra coincidencia de su vida es más bien laboral. Al repasar su currículum vítae 'Unplugged', de Telecinco, se ha encontrado con que a ambos les van los mismos programas televisivos y la misma cadena.

Por ejemplo, ¿recuerdas la colaboración de 'De buena ley' donde Alfonso coincidió con Marta Lopez por primera vez? Pues allí estaba Arturo también, entre las filas de los comentaristas. Se mantuvo activo desde el año 2011 hasta 2014. Merlos comenzó en 2013, según el medio citado anteriormente, y los astros se alinearon en abril de 2014 para que coincidieran en aquel plató.

El segundo encuentro laboral ha sido junto a Ana Rosa, en el programa 'Política y corazón'. El exgran-hermano se dedicaba a comentar los asuntos del 'cuore' aquí. Y fíjate, ¿sabes quién más estaba allí comentando los 'realities' de la cadena? Eso es, Marta López. Coincidencias de la vida, el destino colocó a su futuro novio en la mesa de política del mismo programa. Aunque no coincidieron en el tiempo ni en el espacio.

"Sorpresas te la vida, la vida te da sorpresas" dice la canción, y después de esto ya podemos esperarnos cualquier cosa. ¿Quién más podría estar en el ajo? Pues a saber, pero sea lo que sea saldrá a la luz, seguro. 

Y siguiendo en esta línea, se nos ocurre que Alfonso Merlos podría ser uno de los concursantes de 'GH VIP', ¿verdad? Total, experiencia en los platós no le falta, ya sabe lo que es protagonizar un salseo en Telencio y puestos a soñar... ¡Sería una fantasía!