GTRES

Más cartas de despedida: ahora, la de los amigos de Aless Lequio

Leída durante el funeral del empresario.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Aless Lequio falleció el pasado 14 de mayo, pero por las restricciones impuestas por el estado de alarma el funeral solo se celebró a finales de junio en la iglesia de Nuestra Señora de la Moraleja. Dicen quienes han estado que fue una ceremonia cargada de emoción, donde familiares y amigos del joven quisieron rendirle un último homenaje.

Ana Obregón, la madre de Aless, fue una de las que sacó fuerzas para decir unas bonitas y sentidas palabras. Se dirigió a Aless como "el gladiador que sonrió al cáncer", de hecho. Al terminar, todos los presentes aplaudieron durante varios minutos, aunque este no ha sido el único momento desgarrador.

De todos los que allí se encontraban, uno de los muchos amigos de Aless también se ha pronunciado con un mensaje que es todo amor, vida y amistad. La carta leída por este amigo la reproduce Vanitatis y nosotras hemos recogido las partes de mayor cariño.

"Aless, te conocí un 31 de octubre de 2008 en Montecarmelo. Y quién me iba a decir que aquel día iba a conocer a una de las personas más importantes e influyentes de mi vida", ha empezado por decir su amigo que además ha preferido discreción con respecto a su nombre.

"Nuestra conexión fue tan fuerte e inmediata que solo de pensarlo se me parte el corazón pensando que no podré disfrutar de ella hasta nuestro reencuentro", ha proseguido el amigo de Aless, que también aprovechó el momento para recordar los viajes de ambos a Ibiza, las conversaciones filosóficas y los mutuos consejos amorosos intercambiados entre ambos.

Y es que a Aless todos lo consideraban una persona muy pero que muy valiente. "Te enfrentaste a un infierno en vida sin queja alguna y aun así seguías haciéndonos igual de felices que siempre. Ojalá, algún día esté a tu altura", dijo emocionado su compañero de aventuras. "Aless, tío. Me has cambiado la vida. Me otorgaste tu amistad y la defendiste como solo un auténtico caballero puede hacerlo. Hoy temo menos a la muerte porque ella significa volver a verte. Tenías miedo de que te olvidáramos y créeme que eso es imposible. Porque cada vez que nosotros, tus amigos, nos vemos, te vemos", ha concluido.