drcarlabarber / INSTAGRAM

¡Alerta ruptura para Diego Matamoros y Carla Barber!

Vaya, vaya...

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

Parecía que la relación entre Diego Matamoros y Carla Barber iba viento en popa a toda vela. Sin embargo, puede que nos precipitásemos y que la pareja no estuviese atravesando un buen momento. Y no lo decimos nosotros, lo dice 'Socialité' y un artículo que han subido a su web donde apuntan a un posible distanciamiento entre ambos. Las pistas que ellos mismos dan para la clave de este supuesto desamor sería que ya no se mencionan en redes sociales (reíros, pero en el siglo XXI esto es un claro indicador de que algo pasa) y que ella ha puesto rumbo a Canarias para estar arropada por "mis amigos y familia". ¡Uy!

Además, 'Socialité' asegura que Carla ha dicho en sus redes sociales que "el trabajo me sana el corazón" y que él en su cuenta de Instagram apunto a que "no queremos un para siempre". Y a ver, nosotros vamos a coger todas estas 'pistas' con pinzas porque luego nunca se sabe, pero sí que es verdad que la cosa no pinta bien. Aunque también puede pasar que la pareja esté pasando un momento complicado tras la agresión que Carla Barber sufrió en el portal de su casa hace unos días.

 "Anoche al entrar en mi portal dos chicos me estaban esperando dentro, escondidos. Al subir mis escaleras me atacaron por la espalda y me hicieron la 'llave del mata león' hasta dejarme inconsciente al cortar el riego sanguíneo a mi cerebro presionando la arteria carótida", aseguraba en sus Stories de Instagram. 

"No sé cuánto tiempo estuve inconsciente, creo que algo más de un minuto. Conseguí levantarme y salí corriendo a la calle gritando sin parar. Me indicaron por dónde se habían ido los asaltantes y empecé a correr. Los alcancé, conseguí memorizar la matrícula, modelo y color del coche", fue relatando. Eso sí, no dudó en dejar claro que estaba bien.

"Estoy bien. Tengo lesiones en cuello y lengua, dolor al tragar y al hablar. Lo extraído (joyas, bolso...) carece de importancia, al fin y al cabo es solo dinero. El miedo al recordar lo sucedido y la angustia de pensar que puede volver a pasarme es lo que importa", aclaraba dejando claro, después, que se había quedado sin móvil y que sus familiares y amigos no podrían contactar con ella por esa vía.