Blas Cantó / INSTAGRAM

Por este alegato a favor del amor libre queremos a Blas Cantó

Amor infinito.

CARMEN RAYA | CUORE.ES -

Hay pocas cosas que nos gusten más que Blas Cantó (28). Bueno, igual comer con las manos, pero ese es un placer oculto que no vamos a desvelaros. Cuando faltan pocos días para dar la bienvenida a la Navidad, el cantante ha querido compartir en Twitter una historia que le ha dejado un poco tocado y que ha creído necesario contar para que cosas como esta no vuelvan a repetirse.

"Hoy en el aeropuerto he presenciado algo muy feo. Una pareja estaba un poco nerviosa por un vuelo. No he querido escuchar mucho, pero hay algo que me ha partido el corazón. Sus hijos estaban delante, y cuando la madre se ha retirado de la discusión, el niño le ha hecho una pregunta a su padre", comenzaba el relato.

"-Papá, cuando llegemos, ¿podemos llamar a Ángel?"

"Supongo que sería un amigo suyo, de su misma edad, tal vez unos once o doce años. A lo que el padre contesta en tono bastante desagradable: "Joder, ya estamos. ¿Es que estás enamorado de él? ¡Siempre estás igual!".

"En ese momento, el niño puso cara de terror. Se ha quedado paralizado, y tímido, ha alcanzado a decirle: - Déjame en paz. Luego se ha ido al lado de su madre y se han sentado los dos en el suelo. Pero la cara de ese niño se me ha quedado grabada a fuego"

"Yo no sabía qué hacer, y realmente me siento culpable por no haber hecho nada. Pero a mí también me ha invadido el miedo. Al llegar al avión, le he regalado mi gorra. Y cuando se ha ido me he puesto a llorar de la impotencia. No soy padre, pero alcanzo a saber lo que está bien y lo que está mal Eduquemos a nuestros hijos desde el amor y la libertad. Esas cosas se quedan en nuestro corazón para siempre, y nos hacen prisioneros del miedo. Gracias por leer la historia. Ahora me siento mejor", ha terminado su alegato.

Una cosita te vamos a decir, querido Blas, no solo te aplaude Mariah Carey emocionada, sino que todos nosotros los hacemos. Grande como siempre, amigo.