Jesus Briones / GTRES

Albert, tocado y hundido después de 'SV': no puede hacer vida normal

La isla del... ¡Terror!

MARTA REQUEJO | CUORE.ES -

A Albert su paso por Honduras le está pasando factura. Y no porque se quedase a las puertas de hacerse con el premio sino que ahora le cuesta adaptarse a la que era su vida antes de pasar tres meses en en el 'reality'. 

Está claro que el programa de 'Telecinco' pone al límite a sus concursantes sobre todo por el hecho de tener que pasar hambre día sí y día también. Y si a eso le sumas los problemillas de la convivencia... ¡Apaga y vámonos! Pero ahora mismo lo que menos le preocupa a Albert es la relación que mantiene con sus compañeros, a la Pantoja no la puede ni ver, ya que su día a día está siendo casi un tormento.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Albert Alvarez (@albert_iceman) el

En una entrevista que el deportista ha concedido a la revista 'Lecturas' se sinceraba confesando las secuelas que está sufriendo fruto de su paso por 'Supervivientes'. Su cambio físico es evidente pues Albert llegó a adelgazar 15 kilos, pero hay actitudes raras en su vida que aun le cuesta cambiar.

"Llegué y me guardaba comida en el bolsillo y, a veces, aún tengo la necesidad de terminarme todo lo que tengo en el plato", confesaba Albert sobre su vuelta a España. "En cuanto noto algo de hambre me entra ansiedad".

Telecinco

Pero no solo le están repercutiendo los problemas derivados de pasar hambre durante tres meses, al pertiguista también le cuesta adaptarse a una vida doméstica como todos conocemos. Una de las cosas que más nos ha impactado es que cuando llegó a su casa tuvo que dormir en el suelo porque "no estaba cómodo en el colchón" y "el techo de su habitación le generaba ansiedad".

A pesar de todo esto, Albert comenta que volvería a repetir la experiencia de 'Supervivientes' sin dudarlo por su espíritu aventurero y competitivo.