GSR / GETTY

Alba Carrillo y su superconsejito a la novia de Feliciano López

La que avisa, no es traidora (o sí).

ESTEFANÍA FERNÁNDEZ | CUORE.ES -

Alba Carrillo (32) es una de esas personas que si se calla, revienta (como Bustamante y Cepeda). Tras la gala de 'Supervivientes 2018', en la que Sofía Suescun se consagró como ganadora absoluta del programa, la 'postparty' nos ha dejado grandes momentos. Y no, no estamos hablando del 'pezonamiento' ni de rituales raros (ojalá), sino del mensajito de la exmujer de Feliciano López a la actual novia del tenista, Sandra Gago: "Cuando vengas llorando, te abrazaré".

¿Nos hemos perdido algo?

Vaya, con lo tranquilita que estaba Alba últimamente, ha vuelto a repartir de lo lindo, como en los viejos tiempos: después del tormentoso divorcio con Feliciano, los juicios con su otro ex, Fonsi Nieto, broncas y demás líos, parecía que nos estaba dando una tregua, pero de eso nada, monadas.

Luego de que Feli hiciese público lo suyo con Sandra Gago (de profesión periodista, y por eso ya nos gusta), su ex le ha dado caña de la buena: "Ese hombre no es para ninguna mujer, bueno para una niña puede ser que sí. No le veo para una mujer porque es un alma libre y tiene libre todo su cuerpo", ha soltado por la boca la Carrillo.

Esto sí que no nos lo esperábamos, con lo feliz y despejada que estaba con su nueva pareja... Y es que al parecer le han tocado las palmas y eso a ella le gusta menos que a María Isabel.

 Alba ha defendido hasta la saciedad a Sandra, y al final le ha dado hasta una serie de consejos, porque ella, mejor que nadie, sabe lo que es mantener una relación con Feliciano López. Aunque la nueva churri ha hecho, más bien, oídos sordos a todo lo que le ha dicho y la guerra se ha servido en bandeja de plata: "La he defendido y luego me mete pullas. Dice que no va a seguir mis consejos. Luego cuando vengas llorando, yo te abrazo, porque vas a llorar", ha sentenciado.

Locas nos hemos quedado con todas estas declaraciones. No sabemos como acabará el asunto, pero está que echa humo. ¿Qué pensará Feliciano después de leer estas acusaciones? ¡Contestación ya!

¡Cuando Alba se pone flamenca, se pone de verdad!