GJB / GTRES

Dar el 'sí, quiero' no es tan fácil: Alba Carrillo necesitó la ayuda de un terapeuta

Lo ha contado todo.

HENAR LANGA | CUORE.ES -

Alba Carrillo (33) ha desvelado uno de sus secretos más profundos ante las cámaras. Lejos de lo que pueda parecer, o de lo que puedan pensar algunos de sus detractores, darle el 'sí, quiero' a Feliciano López (que ya está casado de nuevo, esta vez con Sandra Gago) no fue tan sencillo, tan bonito y tan maravilloso para la 'celeb'. Le supuso un verdadero esfuerzo y necesitó la ayuda de un profesional.

La confesión ha sido en directo, el domingo 24 de mayo de 2020 durante el programa 'Viva la vida'. Al igual que en otras ocasiones lo han hecho sus compañeros esta semana le ha tocado a ella afrontar las escaleras de las sensaciones. Una prueba llena de superación, sentimientos encontrados y fantasmas del pasado.

Y de entre todo lo que ha contado nos quedamos con la frase: "Necesité ir al psicólogo porque no quería casarme". Una bomba televisiva en toda regla. Su boda fue portada en varias revistas, se comentó durante mucho tiempo, pero no tardó en llegar el divorcio. ¿La de 'GH VIP 7' se olía que aquello no iba bien y por eso le costó pasar por el altar?

Lo que ha querido aclarar ella misma es que la época de su boda fue una de las más difíciles de su vida, seguido de todos los problemas que le trajo a posteriori. Aunque también ha hecho hincapié en que lo tiene más que superado, se ha acabado el drama en su vida. Ahora es amiga de Feliciano y se han dado cuenta de que se quieren un montón. Él no es el hombre de su vida, según ha dicho, pero tienen un vínculo muy especial por su hijo.

La modelo ha explicado que más que por amor, pasó por el altar porque creía que hacía lo correcto para su familia: "Como madre pensé que era lo mejor para mi hijo". Ahora lo ve todo con más perspectiva y no, no era feliz en aquel momento.

Por suerte su vida ha cambiado y ahora sí, desprende alegría allá por donde pasa.

Te dejamos a continuación unas fotografías del día de su boda, porque el pasado hay que superarlo pero no hay que olvidarlo: