@aitanax

Es la mejor inquilina: Aitana sorprende a Blanca Suárez con un regalo

GUAU!!

ANA MÁRQUEZ | CUORE.ES -

En el mundo 'celebrity' hay amigos, enemigos y luego están Aitana (21) y Blanca Suárez (31). La relación que hay entre ellas dos es ejemplar, ya que además de amiguis, la actriz es la casera de la cantante. Cuando la extriunfita se vino a vivir a Madrid alquiló la casa que Blanca tiene en el Barrio de Salamanca y, desde entonces, son 'best friends'. Al menos así lo ha dejado ver la protagonista de 'Las chicas del cable' en sus redes sociales.

Instagram/Blanca Suárez

Blanca Suárez ha compartido esta foto en sus stories dándole las gracias a Aitana por regalarle las gafas de sol que lleva puestas. Se trata de un modelo que la cantante ha diseñado para Mó. No sé a ti, ¡pero a nosotras nos flipan! Cuestan 39 euros y puedes encontrarlas pulsando aquí.

Tienen forma geométrica y están fabricadas en acetato en color marrón con lente gris y a Blanca ¡le sientan de diez! Bueno, a ella siempre le queda todo bien, ¡hasta una pamela de ala XXXXL! Estando de vacaciones en la Costa Blanca, la intérprete subió una foto en la que escribió: "La pamela que desafíaba a las sombrillas". Y razón no le falta, júzgalo por ti misma pulsando este enlace.

La actriz estuvo alojada en un lujoso hotel en Jávea, pero aquellas minivacaciones ya están más que olvidadas pues ahora está de vuelta promocionando la última y definitiva temporada de 'Las chicas del cable': "La temporada final es un poco triste, decidimos hacerla de diez capítulos, se emitieron cinco y quedan otros cinco. Llevábamos cuatro años grabando. El último rodaje fue agotador, era muy tarde, hacía mucho frío y estábamos reventadas", explicó la actriz en 'El Hormiguero' y añadió: "Hemos conectado mucho las actrices, a nivel personal y profesional, en ese momento nos miramos a los ojos y dijimos muchas cosas sin verbalizarlas".

La actriz ha recordado muchos de lo momentos vividos en el último rodaje de 'Las chicas del cable' y ha confesado que "al día siguiente no hubo nostalgia, es a la semana siguiente cuando te das cuenta y se te cae la casa encima".