Sergio R Moreno / GTRES

Aitana y Miguel Bernardeu: entre ola y ola, ¡los besos asoman!

Primeras vacaciones juntos.  

ANA EGEA LÓPEZ -

A Aitana (20) y Miguel Bernardeau (22) no los veíamos juntos desde el concierto de Ed Sheeran, pero parece que el amor que los une no ha bajado de intensidad. Los hemos pillado en sus primeras vacaciones juntos, y ojo, porque la pareja no ha parado ni un solo segundo. Es más, nos han regalado auténticas fotazas, ya verás. Las vacaciones se cogen con ganas o no se cogen, ¿a qué sí?

La cantante y el actor se han decantado por Ibiza (anda que no son listos estos dos), y han estado disfrutando como enanos del sol, de las calas y del mar. Todo esto entre risas y mogollón de besos (muchísimos).

La pareja tampoco ha dudado en variar un poco la rutina, lanzándose al mar para practicar 'paddle surf', el deporte de moda desde hace unos cuantos veranos. Ya ves lo que se dice... Donde fueres, haz lo que vieres.

El prota de 'Élite', quien ya sabemos de sobra que es un apasionado del mar y de los deportes acuáticos, ha estado de lo más atento con su chica, un pelín menos experta que él en el arte de equilibrarse sobre una tabla. Hubo muchas risas, claro.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

HUMBLE.

Una publicación compartida de Miguel Bernardeau (@miguel_bernardeau) el

 Todo lo hace bien este chico

Bernardeau ya había contado lo mucho que le apasiona el mar, y que siempre está deseando que llegue el verano para revolcarse entre las olas. De hecho, ni se nos ocurre ponerlo en duda... Solo hay que ver su Instagram para darnos cuenta de que la montaña no es lo suyo. Aitana, amiga, te ha tocado un 'hombre-pez'. 

La extriunfita se ha tomado un descanso de su gira, y por este motivo los dos han conseguido unir sus días libres para pasar el primero (de muchos, esperamos) de sus veranos juntos. Se especulaba mucho sobre estos dos, pero la 'parejita' ha zanjado rumores con estas fotos que, por cierto, nos han dejado sin aliento. ¡Cómo se quieren!

 Lo más sorprendente es que no se cortaron ni un pelo. Eran conscientes de que les estaban fotografiando, pero aún así no dudaron en regalarnos auténticos momentazos. Que sí, que se han besado, chicas. Estamos rendidos ante esta pareja, ¡son la viva estampa del amor!