@adara_molinero / INSTAGRAM

Pasar por quirófano tiene sus consecuencias: Adara Molinero ya está fuera del 'hospi'

Y ha contado qué tal le ha ido.

RUTE GODINHO | CUORE.ES -

Qué tranquilidad cuando todo acaba bien. Adara Molinero (27) acaba de someterse a una intervención quirúrgica para 'arreglar' las prótesis que lleva en el pecho, y que por lo visto le han causado varios problemas. La operación ha sido larga pero con buenos resultados. Atiende, que la ganadora de 'Gran Hermano VIP 7' ha hablado del tema.

"Todo ha salido bien", anunció la madrileña en los stories de Instagram. La imagen que acompaña la buena noticia deja bien claro cómo se encuentra: agotada pero en perfecto estado de salud. 

Tumbada en la cama del hospital, con los ojos cerrados. Así se ha mostrado la ex de Hugo Sierra y Gianmarco Onestini. Esta operación pone fin a una etapa en la que Adara sufrió muchas molestias por un implante que, según ella, no quedó bien. "Me duele cuando me tumbo y me pongo de lado, la prótesis se me va hacia el lateral", confesaba la exazafata hace tiempo a sus seguidores. También dijo que no podía entrar en detalles sobre la anterior intervención porque el asunto estaba en tribunal.

@adara_molinero / INSTAGRAM

¿Y quién ha estado a su lado en todo el proceso? Su chico, Rodri Fuertes, y su madre, la exsuperviviente Elena Rodríguez. Junto con su hijo, que todavía es muy pequeñito para enterarse de estas cosas, Rodri y Elena son las personas más cercanas a Adara, por lo que su apoyo era algo que ya se esperaba.

Más allá de los familiares y amigos de la exgran hermana, Adara cuenta con muchísimos fans, los 'adaristas'. A ellos les debe todos los 'likes' en Instagram y también el haber llegado lejos en varios reality shows. "Hola, chicos. Antes de nada... Ay, que me cuesta respirar. Muchas gracias por todas vuestras palabras de cariño (...). Os voy a contar una cosa que es muy fuerte: antes no tenía sensibilidad en el pecho, y el cirujano me la ha recuperado", explicaba Adara en la red de la camarita.

Su madre también se ha pronunciado: "Gracias a todos los que queréis a Adara, eso anima mucho", escribía Elena en sus stories visiblemente emocionada. "Los médicos han encontrado el motivo por el que Adara sentía tantos dolores", añadía.

Y es que según su progenitora la operación ha tardado horas y horas, aunque ha salido todo bien. "Estoy feliz, solo quiero darle muchos achuchones", confesaba Elena para terminar con un consejo a todas las personas que decidan hacerse un aumento de pecho: "Hay que saber muy bien con quién te metes en quirófano. Tened mucho cuidado".