Diego Puerta / GTRES

Adara Molinero ha encontrado otro pez en el mar (de los famosos)

Sin perder el tiempo.

HENAR LANGA | CUORE.ES -

El canal de 'Mtmad' de Adara Molinero está dando muchísimo juego. Es su vía de escape, es su medio de contacto con los fans y no se corta un pelo al hablar de su vida privada. Esta vez ha decidido responder a todas las preguntas que suelen lanzarle los seguidores de las redes sociales, la curiosidades de su vida. Y lo más importante, ¡Madre mía! ¡Qué fuerte! Ha encontrado otro 'pez' en el mar de los 'famosos', vuelve a estar ilusionada con el amor.

Vayamos desde el principio, porque ha hablado de varias cosas. Primero que nada ha contado que no volvería a trabajar de azafata de vuelo porque lo suyo no era vocacional. Tiene de pinta de ser una profesión muy pesada y sacrificada, y efectivamente ella pasa del tema.

Otra cosa que, de momento, no le apetece repetir es ser madre. No es que se arrepienta de nada, de hecho cree que todo lo que ha vivido ha hecho que madure: "Arrepentirse no vale de nada. He hecho en cada momento lo que sentía y creía que era lo mejor. Si volviera atrás haría lo mismo" ha dicho. Pero: "Ahora mismo me acojona" ha explicado, "ahora diría que no pero si el día de mañana encontrara una persona y llevara bastante tiempo con él diría que sí". Tiempo al tiempo, entonces.

Y para ir acabando, la pildorita final, ese pececito que le está haciendo sentir mariposas... Resulta que: "Antes de estar con el papá de mi hijo (que es Hugo Sierra, con quién se pegó un revolcón antes de 'SV 2020') había un chico que me gustaba mucho", mira, mira, esto tiene historia. "Le escribí dos veces y nunca me contestó. Y hace poco hablamos por primera vez" ha soltado en medio del vídeo, ¡QUÉ FUERTE! ¡QUÉ FUERTE!

¿Quieres saber quién es? Pues tendremos que esperar a que se decida, porque, de momento, no ha querido dar ni una pista. ¿Por qué? Porque es alguien conocido y tal vez no quiere entrar en nuevos rollos de amores de televisión. Desde luego, el último amorío no le salió muy bien, aunque ella sigue guardando un lado de la cama a alguien, ya sabes.